UNA FILOSOFÍA DE LA CRIMINALÍSTICA. CONSIDERACIONES INTEMPESTIVAS SOBRE CRIMINALÍSTICA Y CIENCIA FORENSE

Editorial:
FLORES EDITOR Y DISTRIBUIDOR
Año de edición:
ISBN:
978-607-610-833-8
Páginas:
301
Encuadernación:
Rústica
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
-10%
$340.00 MXN
$306.00 MXN
16.65 $ 14,63 €
En stock
Comprar

ACERCA DEL AUTOR
INTRODUCCIÓN

Tesis I
Filosofía de la criminalística

Tesis II
¡Epistemología para todos, la ciencia invita!

Tesis III
La crimisofística y el antiintelectualismo

Tesis IV
Posverdad y política posfactual en criminalística.

Tesis V
La enseñanza de la criminalística debe ser una actividad postáulica

Tesis VI
Filosofar científicamente y encarar la ciencia filosóficamente (delimitaciones epistemológicas de la criminalística)

Tesis VII
Filosofía del indicio
Teoría del ser
Dialéctica de la infinitud
Teoría de la esencia

Tesis VIII
Semiótica de la criminalística

Tesis IX
El paradigma de la complejidad en el sistema de justicia

Tesis X
Filosofía de las preguntas de investigación
¿Cuándo?
¿Cómo?
¿Dónde?
¿Con qué?
¿Qué?
¿Quién?
¿Porqué?

Tesis XI
Filosofía de la fotografía forense

Tesis XII
Filosofía del lugar de interpretación

Tesis XIII
El dolor de A-MA(TA)RTE

Tesis XIV
Las tesis sobre Feuerbach

Tesis XV
La historia de un error

Tesis XVI
La criminalística como saber inútil

Tesis XVII Bi.
El discurso del método criminalístico.

Tesis XVIII
¿Es correcto el método criminalístico?

Tesis XIX
Teoría y práctica de la criminalística

Tesis XX
¿Qué se entiende por teoría?

Tesis XXI
Teoría sin práctica

Tesis XXII
La práctica sin la teoría

Tesis XXIII
La teoría depende de la práctica

Tesis XXIV
La deconstrucción de los hechos

Tesis XXV
El cuerpo como "indicio principal"

Tesis XXVI
Sobre la Ley de Aldaraca

Tesis XXVII
La escuela precientífica juridicista de la criminalística

La fosa común de la conciencia
(autobiografía auténticamente falsa) Primera parte

Capítulo I
El helor de la náusea

Capítulo II
Los hechos des-hechados

Capítulo III
Los principales sospechosos

La filosofía de la criminalística no es sólo aplicar los conocimientos filosóficos en el cuerpo teórico de la criminalística, sino establecer una identidad propia (que buena falta hacía); generar una directriz científica y epistemológica, romper con los paradigmas antiquísimos desde la crítica, problematizar su aparente objeto de estudio, generar conocimientos generales aplicables a su operatividad, disertar sobre sus contenidos temáticos, criticar y resolver la doctrina, apartarnos del dogma anticrítico, antianalítico y vulgarizado por la subjetividad y ausencia de seriedad teórica; es solventar la carencia argumentativa con la que se contaba, es posicionar a la criminalística como un conocimiento científico que asiste de manera objetiva a otras entidades, es emanciparla de los autores que pormenorizan sus pretensiones teóricas, es crear una criminalística científica con fuertes argumentos que ejecuten objetivamente sus mecanismos teórico-aplicativos para dirimir cuando sea necesario, es intelectualizar la menoscabada actuación artesanal con la que se le apreciaba, es profundizar en lo más sustancial y básico del conocimiento para emerger y evolucionar, es salir del espiral y del miasma conceptual, es conflictuar el pasado para renovarse desde las ruinas y erigir un conocimiento fresco, objetivo, argumentativo, real, científico, verdadero, epistemológico, analítico, hipotético-deductivo, permitiendo en el orador mejores y finas elucubraciones cuando se asistan de ella, es ofrecerle al catedrático un discurso alejado de la sofística, es, en una expresión: deconstruir la criminalística.

Otros libros del autor