VIDA DE LOMBROSO

Editorial:
INSTITUTO NACIONAL DE CIENCIAS PENALES - INACIPE
Año de edición:
Materia
Criminología
ISBN:
978-970-768-093-7
Páginas:
162
Encuadernación:
Rústica
Colección:
TEMAS SELECTOS

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • LIBRERÍA DIJURIS - INACIPEEn stock
  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
$180.00 MXN
9.79 $ 8,60 €
En stock
Comprar

Prólogo
DR. L. RAFAEL MORENO G.

Palabras preliminares
José Ángel Ceniceros

A los lectores mexicanos
Gina Lombroso

I. Familia. Infancia (1835-1849)
II. Paolo Marzolo (1849-1852)
III. Albores de juventud (1852-1854)
IV. En la carrera (1855-1858)
V. Lombroso, soldado (1859-1866)
VI. El regreso a la vida civil (1866-1869)
VII. Etapa decisiva en la vida de lombroso
(1870-1871)
VIII. Primeras luchas por la pelagra (1871-1874)
IX. La gran tragedia (1875-1876)
X. En Turín (1876-1878)
XI. La instalación del laboratorio (1878-1880)
XII. La Nueva Escuela de Anttopología Criminal y de Derechos Penal (1878-1882)
XIII. Época de oro (1882-1889)
XIV. Nuevas grandes batallas (1889)
XV. Crisis externa y relámpagos de luz (1889-1891)
XVI. Nuevos estudios. Nuevos consuelos (1891-1893)
XVII. Días tranquilos (1893-1898)
XVIII. Acontecimientos públicos y privados
(1898-1904)
XIX. Últimas desilusiones. Últimas Alegrías (1904-1906)
XX. Últimas amarguras. Últimos estudios (1906-1909)

Bibliografía

¿Un delincuente nace o se hace? César Lombroso creía lo primero. Aunque sus teorías han sido refutadas, nuevos hallazgos, vinculados con la neurociencia, las ciencias cognitivas, la genética del comportamiento, las psicología evolutiva y la epigenética, indican que no estaba mal encaminado...

Fue Lombroso quien se preguntó por qué delinquen las personas y buscó, antes que nadie, bases científicas para fundamentar sus posiciones. Esto lo convirtió en el padre de la criminología. De aquí, la importancia de conocer el contexto en el que vivió y desarrollo su trabajo.

En esta biografía, escrita por su hija, destacan las influencias y avatares que Lombroso vivió como miembro de la minoría judía en su natal Verona, su etapa como estudiante de medicina, como soldado en contra del dominio austriaco; así como su rol combatiente en la prevención de la pelagra y como catedrático y director de un hospital para enfermos mentales. En suma, un retrato entrañable de una de las figuras menos comprometidas y, paradójicamente, más influyentes de las ciencias penales.