SISTEMA PENAL ACUSATORIO Y JUICIO DE AMPARO (CASOS PRÁCTICOS). ACTUALIZADA CON EL CÓDIGO NACIONAL DE PROCEDIMIENTOS PENALES Y LA NUEVA LEY DE AMPARO

Editorial:
FLORES EDITOR Y DISTRIBUIDOR
Año de edición:
ISBN:
978-607-610-871-0
Encuadernación:
Cartoné
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
-10%
$750.00 MXN
$675.00 MXN
36.72 $ 32,27 €
En stock
Comprar

En una conversación con varios investigadores, durante la primavera de 2010, surgieron muchas dudas, para quienes escriben estas líneas, acerca de los medios de impugnación, con respecto al llamado “nuevo sistema de justicia penal”, en especial, del amparo. Así fue como se decidió realizar la investigación que se presenta, con la firme idea de elaborar un trabajo que permita, al lector, conocer el sistema de justicia de corte oral y acusatorio que se instauró en el derecho positivo mexicano, el día 18 de junio de 2008, así como el conocimiento de las diversas reformas en materia de amparo que se dieron a conocer en el Diario Oficial de la Federación el 6 de junio de 2011 para realizar, mediante la metodología de casos prácticos, el estudio de tópicos específicos en los que convergen ambos campos, los cuales deben ser objeto del estudio de los juristas, en la medida en la que tales reformas son la firma del nuevo sendero del Estado democrático de derecho de nuestro país. El primer capítulo aborda el tema del sistema penal acusatorio, tomando en consideración los principios del proceso, los sujetos que intervienen y la substanciación del mismo. El segundo capítulo estudia al amparo como la institución más tradicional del derecho mexicano, analizando las partes procesales, los principios, la procedencia, el sobreseimiento, así como las formas de substanciación dependiendo del acto reclamado, para conocer la vía directa o indirecta en que se debe tramitar. En ese sentido, somete a consideración del lector la naturaleza jurídica del amparo, pues la discusión acerca de si se trata de juicio o recurso ya fue bastante discutida en el país; se estableció que el amparo directo es un recurso, en la medida en la que supone volver a dar curso al conflicto, en el sentido de un pan revisor sobre lo andado, de manera que concurren a la figura correspondiente, las mismas partes que contendieron ante el inferior, y solicitan que reanalice la cuestión controvertida, que decida si la apreciación efectuada se ajusta, o no, a la ley correspondiente y, en su caso, solicitar que modifique la determinación con la que no se encuentran conformes. El recurso implica el mismo conflicto, establecido con respecto a las mismas partes y que debe ser fallado con base en la misma ley que rige la apreciación del inferior. A su vez, el amparo indirecto es un juicio, ya que las partes son diferentes a las del proceso ordinario en que se dictó la resolución reclamada. Además, tiene un procedimiento autónomo, con características específicas propias de su objeto, que consiste en lograr la actuación de las prevenciones constitucionales a través de una contienda entre el gobernado y el gobernante. El tercer capítulo aborda el estudio de casos, mediante los que se analiza la convergencia de ambas disciplinas: por un lado, el sistema penal acusatorio, por el otro, el amparo. Pues las reformas mencionadas, no sólo imponen un cambio regulatorio en la tramitación de los procedimientos penales, también implican la necesidad de un cambio completo de paradigma en la justicia penal, lo que exige nuevas actitudes por parte de los juzgadores, los órganos de procuración de justicia e, incluso, los abogados postulantes. La mencionada reforma penal plantea varias interrogantes que derivan de la complejidad de su implementación y que se pronuncian desde diversos puntos de vista, en relación con ella: desde las teorías del delito, constitucional, del proceso y derecho procesal penal, entre otras. Es por ello que esta investigación se enfoca a dos materias específicas; al amparo y al proceso penal.