PRUEBA ILÍCITA EN LA DOCTRINA DE LA CORTE SUPREMA DE ESTADOS UNIDOS, LA

Editorial:
TIRANT LO BLANCH MEXICO
Año de edición:
Materia
Derecho constitucional
ISBN:
978-84-9086-960-4
Páginas:
208
Encuadernación:
Bolsillo
Colección:
MONOGRAFÍAS

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • LIBRERÍA DIJURIS - INACIPEEn stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
-10%
$299.00 MXN
$269.10 MXN
14.64 $ 12,86 €
En stock
Comprar

El tema de la prueba ilícita o, más ampliamente, el problema de los límites a la búsqueda de la verdad en el proceso penal, es cuestión primero y principalmente ideológica. Está situada en el centro de la tensión entre libertad y seguridad, y refleja como pocas el papel de la justicia penal como termómetro de los valores y principios de una sociedad en un determinado momento histórico. Basta observar cómo cada código de proceso penal afronta la regulación de la prueba ilícita para comprender en qué términos se plantea cada sociedad las relaciones Estado-individuo. El “precio de la verdad” en el proceso penal pone en evidencia no solo el nivel de protección normativa de los derechos fundamentales, sino también el límite de legitimidad que debe reconocerse a una sentencia de condena obtenida con un sacrificio inasumible de las garantías individuales. En una sociedad democrática, el fin no justifica los medios, ni siquiera cuando el fin es tan loable, y a veces tan tentador, como el castigo de quien a todas luces -y sombras en ocasiones- aparece como culpable de un hecho delictivo. Hasta dónde deben ceder los derechos fundamentales ante la investigación de un hecho delictivo -no los ajenos, lector, sino los suyos y los míos-, es, en esencia, el problema a resolver cuando se trata de fijar el umbral de la licitud de la prueba.

En el rango sustancial del tema, anclado en los valores y principios fundamentales de cada comunidad política, radica el primer mérito del trabajo que el lector tiene ahora en sus manos, y del que son autoras Ester Eusamio Mazagatos y Ana Sánchez Rubio. Este libro puede y debe leerse en dos claves o en dos planos: el propiamente jurídico, en el que queda reflejada la evolución de la doctrina jurisprudencial de la Corte Suprema de los Estados Unidos sobre las limitaciones constitucionales a la actividad probatoria. Y el político o ideológico, en la medida en que la referida evolución jurídica no es sino el resultado, el reflejo o el producto de los cambios de valores de la sociedad norteamericana en los últimos ciento cincuenta años. La historia de la regla de la exclusión probatoria -de sus significativos avances, retrocesos y limitaciones- no es más que la historia de las diferentes concepciones del equilibro entre seguridad y libertad en la evolución jurídico-política norteamericana desde finales del siglo XIX hasta la actualidad.