ESTADO MEXICANO ANTE LA CRISIS DE SEGURIDAD Y EL OCASO POLICIAL, EL. LA CONFORMACIÓN DE UNA POLICÍA PROFESIONAL

Editorial:
FLORES EDITOR Y DISTRIBUIDOR
Año de edición:
ISBN:
978-607-610-818-5
Páginas:
233
Encuadernación:
Rústica
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
-10%
$280.00 MXN
$252.00 MXN
13.71 $ 12,05 €
En stock
Comprar

ACERCA DEL AUTOR
ÍNDICE DE AUTORES
ÍNDICE ANALÍTICO
RESUMEN
A. Delimitación del objeto de investigación
B. Problematización teórica-investigativa
C. Importancia científica y social de la investigación
INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO I
EL ESTADO MEXICANO
1.1 Formas y organización
1.2 La globalización
1.3 Las políticas públicas y la seguridad pública

CAPÍTULO II
INSTITUCIÓN POLICIAL
2.1 Contexto histórico político
2.2 Estructura institucional
2.3 El policía

CAPÍTULO III
LA PROFESIONALIZACIÓN POLICIAL
3.1 El régimen jurídico laboral
3.2 La formación policial

CONCLUSIONES
BIBLIOGRAFÍA
Legislación
Resolución Miscelánea Fiscal y resoluciones modificatorias
Acuerdos y decretos
Jurisprudencias y tesis aisladas
Fuentes de consulta

La exposición de resultados que se presenta en las siguientes páginas busca establecer si el Estado mexicano cumple con su función de contar con instituciones policiales profesionales que puedan participar más activamente en la solución de los problemas de inseguridad que aquejan actualmente a los ciudadanos. Esto se plantea en consideración de que a los gobernantes les corresponde buscar en todo momento el desarrollo humano de los policías, su profesionalización y el otorgamiento de condiciones laborales y formativas de calidad que los ayuden a cumplir con sus actividades de manera efectiva. Se establece así para llevarlos a ganarse la confianza de los ciudadanos y convertirlos en un referente social, que coadyuven con el desarrollo del Estado y de los mismos pobladores al proporcionarles seguridad. Esto exige, como se mostrará en su momento, adentrarse en los distintos aspectos que rondan la temática de lo que implica formar una policía altamente profesional, con apego a los principios constitucionales de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos.