DERECHOS DEL HOMBRE SON LA BASE Y OBJETO DE LAS INSTITUCIONES SOCIALES, LOS. + EBOOK GRATIS

Editorial:
TIRANT LO BLANCH MEXICO
Año de edición:
ISBN:
978-84-9190-493-9
Páginas:
276
Encuadernación:
Rústica
Colección:
MONOGRAFÍAS

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • LIBRERÍA DIJURIS - INACIPEEn stock
  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
-10%
$349.00 MXN
$314.10 MXN
17.09 $ 15,01 €
En stock
Comprar

PRÓLOGO
INTRODUCCIÓN

Capítulo Primero
EL ORIGEN DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE
I. Planteamiento General
II. Sobre el origen de los derechos del hombre
1. La teoría positivista de don Ignacio Ramírez
2. Los derechos del hombre nacen con el hombre, según la comisión
III. Sobre la pregunta relativa a cuáles son esos derechos
IV. Y cuántos son
V. Unas palabras para concluir este capítulo

Capítulo Segundo
LOS DERECHOS DEL HOMBRE BASE Y OBJETO DE LAS INSTITUCIONES SOCIALES
I. Su significación y alcance
1. La expresión “el pueblo mexicano”
2. La expresión “derechos del hombre”
3. El vocablo “base”
II. Ejemplos del empleo de estos vocablos y expresiones
1. El antecedente del Proyecto de la Minoría de 1842 2. El uso de la palabra objeto
III. Seguimiento del debate
1. Examen de la primera parte: los derechos del hombre son la base y el objeto de las instituciones
2. Examen de la segunda parte: obligación de respetarlos y sostenerlos
IV. Aprobación de este articulo
V. Hacia una conclusión de este apartado

Capítulo Tercero
LAS GARANTÍAS DE LOS DERECHOS DEL HOMBRE SEGÚN EL DEBATE DE 1856 y 1857
I. Los antecedentes
1. Ejemplos de garantías genéricas
2. Ejemplos de garantías particulares, o no genéricas II. Según el debate de 1856 y 1857
1. Primera garantía: su reconocimiento formal
2. Segunda garantía: las declaraciones formales
3. Tercera garantía: su calificación de “garantías individuales”
4. Cuarta garantía: su formal enumeración
5. Quinta garantía: su enunciado preciso: ejemplo: la libertad: obrar el bien por elección
6. Sexta garantía: los derechos naturales son la base y el objeto de las instituciones sociales
7. Séptima garantía: el principio de moral pública: obrar a favor del pueblo
8. Octava garantía: las limitaciones al ejercicio de los derechos
9. Novena garantía: la llamada garantía social
10. Unas palabras para concluir este punto

Capítulo Cuarto
LAS GARANTÍAS SEGÚN EL DEBATE DE 1916 y 1917
I. Según el informe
1. Proclamación de principios que no procuraron llevar a la práctica
2. Denuncia las violaciones constantes a los derechos individuales y los abusos en el uso de los juicios de amparo
3. La ineficacia de los principios generales sobre derechos individuales
4. Denuncia: todos los poderes han estado ejercidos por una persona
5. El propósito de mantener el espíritu liberal y la forma de gobierno
6. Que el pueblo mexicano alcance el goce de todas sus libertades
II. Los nuevos enunciados del proyecto
1. El reconocimiento de plenas libertades
2. Sobre los castigos severos a quienes violen dichas garantías
3. Sobre los abusos en materia de juicios de amparo
4. Sobre la garantía social
III. Según el debate
1. La opinión de Luis Manuel Rojas, diputado por Jalisco
2. La opinión de Rafael Martínez Mendoza, diputado por San Luís Potosí
3. La opinión de Rafael Martínez de Escobar, diputado por Tabasco
4. La opinión de José Natividad Macías Castorena, diputado por Guanajuato
5. El señor Rafael Martínez Mendoza insiste en su propuesta
6. La intervención de Francisco J. Múgica
7. Se aprueba por unanimidad el artículo primero
8. Sobre el sistema de protección del trabajador y la previsión social
9. Unas palabras nuestras

Epílogo
LOS VOCABLOS Y LAS EXPRESIONES MÁS USADAS
I. La expresión “garantías individuales”
1. Identificación de cada uno de los vocablos de que consta
2. Su uso en textos constitucionales
II. La expresión “derechos del hombre
III. La expresión “derechos del hombre en sociedad” IV. La expresión “derechos humanos”
1. Identificación de los vocablos de la expresión derechos humanos
2. Confusión respecto de los sujetos, titulares de los derechos humanos
3. La Corte dice que los derechos humanos no son absolutos
4. Igualmente afirma La Corte que no existe jerarquía entre unos y otros derechos
5. También sostiene la misma Suprema Corte que todos los derechos son universales y son iguales para todas las personas
6. El error de la misma Suprema Corte en la creación de nuevos derechos
V. La expresión “derechos y deberes del hombre en sociedad”
VI. En resumen

BIBLIOGRAFÍA

Ahora el lector tiene en sus manos un libro muy valioso y muy original sobre lo que son los derechos del hombre a la luz, sobre todo, de los debates habidos en las asambleas constituyentes mexicanas de 1857 y 1917, en las que hubo tiempo y espacio para discutir esta materia, la más importante de cuantas contiene una constitución. Y, en efecto, es muy original, porque su autor ha hecho su mejor esfuerzo para que el lector aprecie, de manera directa, cada palabra, cada idea de tan interesantes debates.

De hecho, el título del libro está tomado al pie de la letra del enunciado del artículo primero del proyecto de constitución de 1856. Para empezar, Ignacio Ramírez increpa a la Comisión de Constitución, porque cree que antes de decir que los derechos del hombre son la base de las instituciones sociales, se debe averiguar y definir cuáles son esos derechos: ¿son acaso los que concede la misma Constitución?, o ¿los que se derivan del Evangelio y del Derecho Canónico?, o ¿los que reconocieron el Derecho Romano y la Ley de Partida?

León Guzmán, miembro de la Comisión le contesta: El señor Ramírez no negará que el hombre es un ser eminentemente libre y eminentemente social; que al reunirse los hombres en sociedad convienen en sacrificar un poco de su libertad natural para asegurar la demás, y que esta parte de libertad que se reservan todos los individuos, es lo que constituye el derecho del hombre en sociedad, y asegurar este mismo derecho debe ser el fin de las constituciones y de todas las leyes.

Después, Ponciano Arriaga, igualmente miembro de la
Comisión: replica al señor Ramírez que los derechos no
nacen de la ley, sino que son anteriores a toda ley, y el hombre nace con ellos. El derecho a la vida, el de la seguridad, etcétera, existen por sí mismos y a nadie se le ha ocurrido que se necesite una ley que conceda a los niños, y a todos los hombres, el derecho de alimentarse y el de vivir.

Sin duda alguna los anteriores principios rectores, sobre el tema de los derechos humanos, se extrañan en la actualidad y vale la pena rescatarlos y ponerlos en la práctica, sobre todo, en tiempos donde las sociedades empiezan a convulsionarse.