ARTE BREVE DE LA INVENCIÓN DEL DERECHO

Editorial:
DYKINSON
Año de edición:
ISBN:
978-84-9085-467-9
Páginas:
240
Encuadernación:
Rústica
Colección:
CARLOS III, HISTORIA DEL DERECHO

Disponible en:

  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
-20%
$873.00 MXN
$698.40 MXN
37.99 $ 33,38 €
En stock
Comprar

Índice

Introducción

Estudio Preliminar

Arte breve de la invención del derecho

De la primera distinción

De la segunda distinción

De la tercera distinción

De la cuarta distinción

De la quinta distinción

De la sexta distinción

De la séptima distinción

De la octava distinción

De la novena distinción

De la décima distinción

Se presenta aquí Arte breve de la invención del derecho, la traducción al español de Ars brevis quae est de inventione iuris, la última obra de Ramon Llull dedicada a la aplicación de su Arte al derecho (1308). Se trata de un libro muy original y, más allá de todas las singularidades que tiene la obra luliana, resulta algo complejo y a trechos difícil de seguir por parte de quienes no están familiarizados con el lenguaje del Doctor Iluminado. En esta obra, Llull intentó transformar, hasta cierto punto, su Arte en una teoría de la argumentación, adoptando tanto terminología aristotélica como casos de derecho civil y canónico.

Frente al Ars de iure (1304), cuya traducción Arte de derecho, presentamos en 2011 en el marco de esta misma colección, éste es un libro mucho más adecuado al auditorio académico, aunque lleno de matices y de nuevos hallazgos. Llull, en el Arte breve de la invención del derecho, atenuó las polícromas estampas de los casos feudales, legales y canónicos que aparecían en Arte de derecho, y concibió esta obra como un método argumentativo para que los legistas y los canonistas pudiesen razonar a partir de principios generales, y no desde la mera casuística.

Llull, después de tantos años de contactos esporádicos con maestros de diferentes universidades, había entendido que, sin un manejo mínimo de la filosofía aristotélica y del Ius Commune, jamás podría convencer a los juristas. Esta obra podría definirse, de entrada, como el intento de Llull de rebajar las pretensiones de su Arte para transformarlo en un método argumentativo, capaz de interesar a los estudiosos del derecho para la resolución de los casos.

Es, por lo tanto, una obra ecléctica, en la que se encuentran elementos de distinta procedencia filosófica, teológica y jurídica.