EDGAR ALLAN POE INICIADOR DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA DEL DELITO

Editorial:
UBIJUS, EDITORIAL SA DE CV
Año de edición:
ISBN:
978-607-8615-49-0
Páginas:
95
Encuadernación:
Rústica
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
$149.00 MXN
8.11 $ 7,12 €
En stock
Comprar

Sin embargo, también se reconoce, que quien inicia el relato de suspenso y de terror con la figura del detective investigador que se convertirá en los CSI de hoy, fue Edgar Allan Poe:

Hoy en la televisión podemos ver «CSI Las Vegas», «CSI Miami», «CSI Nueva York», donde los modernos detectives de ficción desentrañan los más complejos asesinatos y muertes. Muchos creen que los antecesores de estas ficciones están en las obras de Agatha Christie o Conan Doyle, y sin duda todos recordamos a los magníficos Hércules Poirot, miss Marple o el inigualable Sherlock Holmes acompañado de su inseparable doctor Watson cuando vemos alguno de estos capítulos en la televisión. Pero hay un antecesor a todos ellos, un magnífico y brillante detective francés, C. Auguste Dupin, creado por el propio Edgar Allan Poe para investigar «Los asesina- tos de la calle Morgue». En este relato absolutamente genial, Dupin, acompañado por un ayudante que le sirve de confidente —algo que ya anticipa la relación Holmes-Watson—, se ve envuelto en la investigación de un caso extraordinario y, en apariencia, irresoluble: una mujer y su hija han sido brutalmente asesinadas en su residencia, en una estancia cerrada, donde no hay forma de acceder desde la calle y donde se ha encontrado un pelo que no parece humano. Dupin, por supuesto, llegará hasta el fondo del asunto. Un relato recomendable para todos y un personaje legendario que reaparecerá en otros dos relatos posteriores del escritor estadounidense, porque Poe ya intuía lo magnéticas que podían ser esas historias de investigación criminal.

Pero ¿y la muerte del propio Poe? Ni a su magnífico Dupin, ni a Poirot ni a Holmes se les encargó desentrañar el misterio. Y lamentablemente fue Joseph Walker y no miss Marple el que llegó primero a la escena del crimen, por casualidad, como le suele pasar tanto a ella en las novelas de Agatha Christie. Así, el creador del primer «CSI» se quedó sin su Crime Scene Investigation, sin su «investigación de la escena del crimen», sin una policía científica que examinara las posibles pruebas del delito de su muerte, y aún hoy seguimos sin saber qué pasó con Poe. Así de paradójica es siempre la historia de la literatura.

Edgar Allan Poe, escritor, poeta, crítico y periodista, nació en Boston, Massachusetts, el 19 de enero de 1809, y murió en Baltimore (EU) el 7 de octubre de 1849. Reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, es considerado el inventor del relato policial, renovó la crítica literaria y sentó las bases del cuento moderno.

Otros libros del autor