LEGITIMACION DEL FALLIDO

ALVAREZ NORMA BEATRIZ

$ 1,892.00 MXN
102.92 $
90,44 €
Editorial:
EDITORIAL ASTREA
Año de edición:
2013
Materia
Derecho procesal
ISBN:
978-987-706-003-4
Páginas:
479
Encuadernación:
Rústica

Disponibilidad:

  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
$ 1,892.00 MXN
102.92 $
90,44 €

La crisis económica en Europa y en América Latina contribuye ciertamente al crecimiento constante de las quiebras. La desaparición traumática de las empresas que las acompaña es signo innegable de una consolidada función económica de los procesos concúrsales y, al mismo tiempo, de su incapacidad de afrontar y resolver, por sí mismos, la crisis de la empresa, con directa incidencia en la condición del fallido.

La crisis económica hizo olvidar la reprobación social que había acompañado a la figura del fallido hasta incidir en su propia capacidad jurídica. Al mismo tiempo, la crisis económica solicita al ordenamiento jurídico o, mejor dicho, a los ordenamientos jurídicos, incluido el argentino, un esfuerzo innovador que acompañe la transformación de los institutos de quiebra y reconduzca a la dimensión económica el estatus del fallido, alejándolo definitivamente de los antiguos condicionamientos jurídicos y culturales, aun en función de una futura solución de la crisis de la empresa. Una exigencia, ésta, que encuentra sensible al intérprete, como lo demuestra la autora, justo allí donde la debilidad o la insensibilidad de los Parlamentos no han querido o sabido dar una solución normativa coherente con la responsabilidad económica de la quiebra. En este esfuerzo, la estudiosa fue partícipe de la circulación de las culturas jurídicas que acompaña firmemente la siempre mayor integración de las economías. Se ha utilizado con éxito la creciente funcionalidad de las interpretaciones nacionales, como la argentina, sobre la quiebra, con finalidad y objetivos que orienten en sentido económico la total progresión de los procesos concúrsales. Ha querido indicar así, de manera indiscutible y definitiva, la diferencia de la quiebra y del fallido, de la ética y de la sanción penal.
La crisis económica en Europa y en América Latina contribuye ciertamente al crecimiento constante de las quiebras. La desaparición traumática de las empresas que las acompaña es signo innegable de una consolidada función económica de los procesos concúrsales y, al mismo tiempo, de su incapacidad de afrontar y resolver, por sí mismos, la crisis de la empresa, con directa incidencia en la condición del fallido.
La crisis económica hizo olvidar la reprobación social que había acompañado a la figura del fallido hasta incidir en su propia capacidad jurídica. Al mismo tiempo, la crisis económica solicita al ordenamiento jurídico o, mejor dicho, a los ordenamientos jurídicos, incluido el argentino, un esfuerzo innovador que acompañe la transformación de los institutos de quiebra y reconduzca a la dimensión económica el estatus del fallido, alejándolo definitivamente de los antiguos condicionamientos jurídicos y culturales, aun en función de una futura solución de la crisis de la empresa. Una exigencia, ésta, que encuentra sensible al intérprete, como lo demuestra la autora, justo allí donde la debilidad o la insensibilidad de los Parlamentos no han querido o sabido dar una solución normativa coherente con la responsabilidad económica de la quiebra. En este esfuerzo, la estudiosa fue partícipe de la circulación de las culturas jurídicas que acompaña firmemente la siempre mayor integración de las economías. Se ha utilizado con éxito la creciente funcionalidad de las interpretaciones nacionales, como la argentina, sobre la quiebra, con finalidad y objetivos que orienten en sentido económico la total progresión de los procesos concúrsales. Ha querido indicar así, de manera indiscutible y definitiva, la diferencia de la quiebra y del fallido, de la ética y de la sanción penal.

Artículos relacionados

  • ALTERNATIVIDAD PRINCIPIO RECTOR DEL PROCESO ACUSATORIO - TOMO 5
    HIDALGO MURILLO, JOSÉ DANIEL
    Los países de Latinoamérica han fracasado, por copiar de otras latitudes, en el tema de los principios, al asumir el proceso penal acusatorio. Uno de los problemas principales ha sido admitir la “negociación” y/o los mecanismos alternativos de solución del conflicto, los mecanismos alternativos de terminación del proceso y/o los procesos de justicia restaurativa es los alcances...

    $ 190.00 MXN

  • PRINCIPIO DE PUBLICIDAD EN EL PROCESO PENAL, EL - TOMO 4
    HIDALGO MURILLO, JOSÉ DANIEL
    Es común que nuestros tribunales confundan la generalidad de los principios y, por ende, al considerar la publicidad, lo hagan con los demás principios de contradicción, concentración, continuidad, inmediación y que, de hecho, introduzcan —por lo menos algunos— el de oralidad —al que algunos pocos consideran un principio— y, por lo tanto, resuelvan sin precisar el interés proce...

    $ 150.00 MXN

  • INMEDIACIÓN Y EL DEBIDO PROCESO PENAL, LA
    FRAGOSO CRUZ, LEONARDO
    El presente libro tiene entre sus varias virtudes la de ser concreto en materia de exposición de una de las reglas de gran trascendencia en el sistema procesal penal, la cual es la de inmediación, esto es, que el juzgador que va a determinar sobre la responsabilidad penal de una persona, haya recibido por sí y ante sí los datos y medios de prueba, es decir, las pruebas con las ...

    $ 90.00 MXN

  • RAZONAMIENTO PROBATORIO, JURISPRUDENCIA Y PROCESO PENAL, EL
    HIDALGO MURILLO, JOSÉ DANIEL
    Se habla mucho de razonamiento probatorio. ¡Cuidado! El razonamiento probatorio en materia penal hace referencia, especialmente, al tema de la prueba. El proceso penal atrae, antes que el razonamiento probatorio, al razonamiento jurídico y, desde él, al derecho penal desde la conducta ilícita, desde los bienes Jurídicos previamente protegidos y los elementos objetivos, normativ...

    $ 300.00 MXN

  • TERCERO INTERESADO EN EL JUICIO DE AMPARO, EL
    BONILLA LÓPEZ, MIGUEL
    Es tercero interesado quien verá menoscabada su esfera de derechos si se declara la invalidez del acto que reclama el quejoso, acto cuya validez y existencia le interesa y por ello ha de tener intervención en el juicio de garantías: tiene un interés propio y directo en que no prospere la acción ejercida por el agraviado y, así, quede subsistente el acto reclamado. Este interés ...

    $ 399.00 MXN

  • GARANTÍAS MÍNIMAS DEL DEBIDO PROCESO
    CASTILLO ALVA, JOSÉ LUIS
    Las garantías mínimas del debido proceso son las reglas básicas y elemeniales cine un sistema de justicia civilizado ofrece a stis ciudadanos, sin cuyo cumplimiento no es posible que se alcance una decisión justa en el proceso.Este libro busca ofrecer un panorama actualizado de las sentencias dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y por el Tribunal Europeo de ...

    $ 600.00 MXN