ABOGADO, EL

Editorial:
EDICIONES OLEJNIK
Año de edición:
ISBN:
978-956-392-742-9
Páginas:
98
Encuadernación:
Rústica

Disponible en:

  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
$319.00 MXN
17.35 $ 15,25 €
En stock
Comprar

Capítulo I. En el palacio de justicia

Capítulo II. En la sala primera

Capítulo III. La oración forense

Capítulo IV. Abogados de antaño y abogados de hogaño

Capítulo V. La evolución de la elocuencia forense

Capítulo VI. La vida del abogado

Capítulo VII. El pasante

Capítulo VIII. El papel del abogado

Capítulo IX. Los trabajos de un pasante

Capítulo X. Las mujeres abogados

Capítulo XI. Los abogados políticos

Capítulo XII. Los honorarios

Capítulo XIII. El magistrado

Capítulo XIV. Algunas semblanzas de abogados

¡El abogado! ¿Qué imagen evoca ante todo esta palabra, en el espíritu de los que viven alejados de los Tribunales de Justicia? ¿Qué sentimiento despierta habitualmente en el público?

Para algunos, el abogado es tradicionalmente el “defensor de la viuda y del huérfano, el campeón desinteresado de todas las causas nobles, aquel a cuya abnegación tienen derecho todos los oprimidos, todos los desgraciados, todos los desheredados de la fortuna y que hace oír ante la justicia la voz de la humana piedad y de la misericordia”.

Pero tengamos la modestia y la clarividencia de reconocerlo, estamos muy lejos de que esta sea siempre nuestra reputación. Confesemos que la mayoría de las veces en la literatura el abogado no tiene una buena prensa.

Se le representa, con frecuencia, bajo la apariencia de un insoportable charlatán, astuto camarada, amante de embrollos, de argucias, del expediente, hábil en sostener todas las causas defendiendo la inocencia, incluso cuando está convencido de la culpabilidad.