UN ESTUDIO SOBRE LA ANTIGÜEDAD. LA APOLOGÍA DE SÓCRATES

Editorial:
DYKINSON
Año de edición:
ISBN:
978-84-9148-648-0
Páginas:
211
Encuadernación:
Rústica

Disponible en:

  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
-10%
$538.00 MXN
$484.20 MXN
26.34 $ 23,14 €
En stock
Comprar

Exordio

I. ¿por qué leer la apología de Sócrates?

II. Corpus literario

III. Primer discurso [17a-35d]

1. El destino como tragedia

2. Primera parte del discurso inicial de Sócrates

3. Segunda parte del discurso inicial de Sócrates

IV. Segundo discurso [35e-38b]

1. Sentencia

2. La pena

3. Vivir es filosofar

V. Tercer discurso [38c-42a]

1. Origen

2. Sentencia: summum ius, summa iniura

3. Discurso a los jueces que han votado su condena [38c-39e]

4. Discurso a los jueces que han votado por su absolución [39e-42a]

Vi. Epílogo: Critón

1. Exordio

2. El binomio persuadir u obedecer

3. La obediencia al derecho: deber jurídico, deber moral

4. Critón: la prosopopeya de las leyes de Atenas

Somos memoria. Memoria personal y memoria colectiva. Y dentro de esa memoria, Sócrates se alza como un recuerdo inexpugnable, como una voz que nos ayuda a seguir siendo lo que creemos ser: hombres que abrazamos la verdad en la razón y no en el mito o en la superstición, porque, como diría George Steiner, “Hay en nosotros algo esencial que prefiere la dificultad, que busca la pregunta complicada”, que busca la verdad en la duda, en esa duda “que puede destruirnos”, y no porque “Adquirimos la costumbre de vivir antes que la de pensar”, sino porque pensar es siempre pensar frente a otro pensar, contra lo establecido y no suficientemente razonado o ponderado. Un pensar que se mantiene en el saber del que no sabe. Una aparente paradoja que nos enseña que comprender significa avanzar hacia esa ausencia que nos enriquece. Éste es el sello que imprimió Sócrates a las generaciones futuras: un peculiar estilo de contemplar, de creer y de pensar un mundo en el que las ideas son tanto o más importantes que la propia realidad. Aunque sólo fuera por esta razón, la Apología de Sócrates merecería ser leída con atención y gratitud.

Otros libros del autor