SIGLO XIX Y LAS CIENCIAS CRIMINALES, EL

Editorial:
EDICIONES OLEJNIK
Año de edición:
ISBN:
978-956-392-376-6
Páginas:
71
Encuadernación:
Rústica

Disponible en:

  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
$299.00 MXN
16.27 $ 14,29 €
En stock
Comprar

1. Consideraciones preliminares

2. El nacimiento de las ciencias criminales

3. El liberalismo penal

4. La escuela clásica y la responsabilidad moral

5. La escuela positiva y la peligrosidad social

6. La tercera escuela y el dualismo responsabilidad-peligrosidad

7. El socialismo penal

8. El problema de la definición de criminalidad

9. El problema de las causas de la criminalidad

10. El problema de la defensa contra la criminalidad

11. El problema de las garantías del individuo contra las ciencias criminales

12. Conclusiones

Nunca ha habido una época, y tal vez nunca la habrá, que sea tan fecunda, desde el punto de vista creativo, para las ciencias criminales, como lo fue el siglo XIX.

En efecto, es a este siglo al que convencionalmente se hace remontar el nacimiento de las tres ciencias fundamentales que, con autonomía de contenidos y de métodos, siempre han tenido como objeto común estudiar la criminalidad; es a saber, la ciencia penal, la criminología y la política criminal. Pero fue también en ese siglo cuando se plantearon y se impusieron, con más clara conciencia crítica y dentro de límites racionales, los cuatro problemas permanentes, esenciales y constantes, de las ciencias criminales; es decir, los problemas de la definición de la criminalidad, de la defensa contra la criminalidad, de la determinación de las causas de la criminalidad, y, por último, de las garantías del individuo contra las ciencias criminales.