RETOS Y PERSPECTIVAS DE LA NUEVA JUSTICIA LABORAL EN MÉXICO

Editorial:
FLORES EDITOR Y DISTRIBUIDOR
Año de edición:
ISBN:
978-607-610-788-1
Páginas:
272
Encuadernación:
Rústica
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
-10%
$300.00 MXN
$270.00 MXN
14.69 $ 12,91 €
En stock
Comprar

El cambio de juntas a tribunales laborales: Análisis de la reforma constitucional en materia del trabajo
Carlos García Méndez

Orígenes y factores detonadores de la reforma constitucional en materia laboral
Jorge Sebastián Martínez García

Los centros de conciliación: sus funciones de acuerdo a la reforma de justicia laboral
Ana Karen Castillejos García
Los nuevos centros de conciliación
Guillermo Benjamin Díaz Martínez

Los entes gremiales y sus derechos, la nueva propuesta de regulación en materia de justicia laboral
Mayra Angélica Martínez Juárez

El paradigma de la conciliación y los medios alternos en la nueva justicia laboral
Carlos Antonio Vázquez Azuara y Carlos Antonio Vásquez Gándara

La insumisión al arbitraje o insumisión a la jurisdicción a partir de la reforma constitucional en materia laboral
Jorge Martínez Martínez

Dos preocupaciones en vísperas de la adecuación secundaria del derecho "privado" del trabajo: los principios procesales y la cosa juzgada
Ángel Javier Casas Ramos

La necesidad del reforzamiento de la garantía de audiencia del trabajador en el procedimiento de la rescisión laboral
Adrián Beltrán Hernández

La suplencia de la deficiencia de la queja en el juicio de amparo en materia laboral
Antonia Salas Sánchez

El 24 de febrero de 2017 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, entre otras reformas, una modificación al artículo 123 constitucional, que contendría la extinción de las Juntas de Conciliación y Arbitraje. El tripartismo, quizás uno de los elementos más característicos del derecho laboral mexicano, desaparecería después de su concepción en 1931. Sin embargo, el contenido de esta reforma no era ignorado, pues es una reproducción de la iniciativa que envió muchos meses atrás el expresidente de los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Enrique Peña Nieto, en cuyos ejes rectores se proponían aspectos principales como la judicialización de los procesos laborales, es decir, la creación de tribunales del trabajo; el establecimiento de un organismo especializado en conciliación y la creación de un organismo encargado del registro de contratos colectivos y organizaciones sindicales, con la finalidad de fomentar la transparencia y la verdadera representatividad, cuestiones que necesariamente podrían incidir en los procedimientos. El ahora reformado cardinal 123 vendría a ordenar en sus transitorios como una consecuencia lógica, la adecuación al texto constitucional de las normas secundarias, pues con la desaparición ordenada en la reforma, los cambios a las leyes reglamentarias no sólo son esperadas, sino necesarias. A pesar de que el término para realizarlas era de un año, y éste se cumplió en febrero de 2018, las normas secundarias ya debían estar culminadas y entrando en vigor, pero no ha ocurrido. Empero, sí existen, cuando menos, tres propuestas de reforma a la Ley Federal del Trabajo, las cuales plantean cambios preocupantes. Sin embargo, como ocurre con toda reforma, y más cuando se trata de una que responde al derecho social, estas transformaciones legales imponen retos y generan expectativas, y con ello preocupaciones legítimas. Estas perspectivas divergentes, que van desde las más optimistas hasta las más sombrías, nutren la discusión sobre el equilibrio que habrá ahora en la regulación de los conflictos laborales. La presente obra representa un ejercicio discursivo entre diversos académicos provenientes de distintas instituciones públicas y privadas, representa también una preocupación sería por la creación de nuevos cuerpos legales y por los cambios que se proponen en los proyectos de reforma a la Ley Federal de Trabajo que, en sus aspectos procesales, no había tenido cambios tan radicales como los que se gestan “tras bambalinas”, y es en la oscuridad y la secrecía que se conciben las especulaciones más inesperadas. Este libro se compone de esas disertaciones. Los temas que aborda comprenden desde las razones a las que obedece la reforma referida, así como también los aspectos procesales como los relativos a la conciliación, los órganos que la desarrollaran y la forma de celebrarse. El aspecto colectivo no podría pasarse por alto, y el registro de sindicatos, tanto el proceso como la autoridad que lo realiza, forma parte de estas atinadas reflexiones. Así, estos nuevos organismos dotan no sólo de una naturaleza única a los nuevos procedimientos laborales, sino que los principios constitucionales compelen a un nuevo paradigma en la administración de la justicia laboral. Sin embargo, adoptar principios en el texto constitucional pone en entredicho los fundamentos que imperan en la materia laboral, unos que colisionan precisamente con algunos derechos humanos de los trabajadores, como el derecho de audiencia, pero sobre todo el de juicios reales, es decir, deben ponderar en todo momento, como antaño, sobre la primacía de la realidad. En los albores de la inminente actividad reformadora no está claro qué prácticas continuarán o desaparecerán como consecuencia de los cambios aprobados al artículo 123 constitucional, y de la metamorfosis que se derive a la Ley Federal del Trabajo como consecuencia de las influencias políticas y económicas que presionan la transformación del mundo jurídico. Por lo tanto, nuestra labor y responsabilidad es clara: participar activamente en la crítica, pero sobre todo en la construcción, en la medida de nuestras posibilidades, de un mundo que procure a través de la actividad jurídica una sociedad más justa.