REFORMA Y CONTRA-REFORMA DEL PROCESO PENAL SUDAMERICANO. EL CASO COLOMBIANO

Editorial:
GRUPO IBÁÑEZ
Año de edición:
ISBN:
978-958-791-083-4
Páginas:
292
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
$639.00 MXN
34.76 $ 30,54 €
En stock
Comprar

-El problema: la reforma procesal-penal y su fracaso

1. Planteamiento
2. Método
3. Reformismo y fracaso como características del proceso penal sudamericano
4. Fracaso de la reforma adversarial acusatoria en Colombia

-Explicaciones recurrentes y su crítica

1. La doble herencia del fatalismo y el legalismo
2. Un análisis de contexto

-Reforma y contrarreforma del proceso penal entre la modernización y des-modernización

1. Reforma como modernización democrática
2. Contrarreforma como desmodernización autoritaria 3. Las instituciones autoritarias y el fracaso de la contrarreforma
4. Sustitución de las instituciones autoritarias: el éxito de las reformas

-Posibilidades de un proceso penal moderno y democrático en sudamérica

1. Precondiciones y condiciones como presupuestos de posibilidad
2. Precondiciones
3. Condiciones

Lo que pretendo en estas líneas es escarbar en esas basuras del procesol penal para desvelar esa realidad que pretende desecharse como si no nos perteneciera. La pretensión no es entonces poner en evidencia la realidad sino que nos hagamos cargo de ella; que la asumamos y dejemos de pensarla y describirla en función de los discursos que fabrican ese régimen de verdad que la hace ver como ajena o simplemente la niega, para que comencemos a hacerlo desde un régimen de realidad. Esta tarea no resulta por supuesto grata y suele generar rechazo y resistencia; al fin y al cabo, si la desechamos en la basura, es porque no queremos saber del ella,
porque no la asumimos como nuestra y preferimos lo ilusorio; lo virtual, lo onírico, lo líquido o gaseoso del mundo de la transparencia, en el que nos encontramos inmersos, antes que la solidez desagradable del mundo real.

Pero la realidad del proceso penal sigue ahí, como las basuras, dando testimonio de la mentira de los discursos y diciéndonos que la crisis de la administración de justicia penal no puede ser algo de lo que simplemente todos nos lamentamos y la arrojemos al cesto de las basuras, sin hacer nada al respecto y sin que la asumamos como algo que nos pertenece a todos, que todos contribuimos a producir, especialmente cuando quienes lo hacemos somos operadores de ese proceso penal, lo promovemos,
lo enseñamos y lo reproducimos en las cátedras universitarias, los foros académicos y los escritos especializados y los canales de la opinión pública.

Otros libros del autor