PARADOJAS FISCALES (PAPEL + E-BOOK)

Editorial:
THOMSON ARANZADI
Año de edición:
ISBN:
978-84-1309-666-7
Páginas:
176
Encuadernación:
Rústica
Colección:
MONOGRAFÍAS ARANZADI

Disponible en:

  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
$739.00 MXN
40.20 $ 35,32 €
En stock
Comprar

Presentación

Capítulo I. La credibilidad del sistema fiscal

Capítulo II. Las paradojas fiscales del IRPF

Capítulo III. Paradojas del impuesto sobre el patrimonio

Capítulo IV. Paradojas en el impuesto sobre la renta de no residentes

Capítulo V. Paradojas en el impuesto sobre sociedades

Capítulo VI. Paradojas en el impuesto sobre sucesiones y donaciones

Capítulo VII. Paradojas del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

Capítulo VIII. Paradojas del impuesto sobre el valor añadido

Capítulo IX. Paradojas fiscales de las comunidades autónomas

Capítulo X. Paradojas fiscales en los impuestos municipales

Capítulo XI. Paradojas en la lucha contra el fraude

Capítulo XII. Paradojas en la gratuidad o el copago

Oliver W. Holmes, prestigioso jurista norteamericano declaró que "Los impuestos son el precio que pagamos por una sociedad civilizada". A pesar de ello, a nadie le agrada pagar impuestos aunque hayan posibilitado el estado del bienestar al financiar el gasto público en educación, sanidad, pensiones, desempleo y otras prestaciones sociales. Dos razones pueden explicar la actitud negativa de los ciudadanos españoles hacia la fiscalidad. Por una parte, los numerosos casos de corrupción con apropiación ilícita de los impuestos que pagan. Por otra parte, las numerosas paradojas fiscales que se dan cuando un ciudadano tiene que pagar un impuesto por concertar una hipoteca para poder comprar su casa; por la ficticia plusvalía "municipal" en la venta de su vivienda con minusvalía; por la renta imputada si tiene una segunda vivienda; por la plusvalía presunta cuando hace una donación; por una plusvalía monetaria irreal en la venta de una vivienda; por el coste fiscal de transferir a sus hijos la empresa familiar; porque, sorprendentemente, una exención fiscal le pueda encarecer la compra de un local; por soportar la "plusvalía del muerto" en el impuesto municipal de plusvalía; por tener que emigrar fiscalmente porque el impuesto a pagar incluso puede llegar a confiscar la totalidad de la renta obtenida; y por muchas paradojas más que no entiende y le causan perplejidad.