FÓRMULAS MÁGICAS DE LA CIENCIA JURÍDICA, LAS

Editorial:
EDICIONES OLEJNIK
Año de edición:
ISBN:
978-956-392-565-4
Páginas:
201
Encuadernación:
Rústica
Colección:
Biblioteca de filosofía del derecho

Disponible en:

  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
$799.00 MXN
43.47 $ 38,19 €
En stock
Comprar

Presentación a la edición española

Prefacio

Abreviaturas y siglas

I. Ruptura del encantamiento del mundo del derecho

II. El malestar con el derecho

III. Los derechos naturales como fórmulas de rescate y alibí político

IV. La imagen del hombre en el derecho

V. De la separación del estado y sociedad civil a la unidad de derecho y política

VI. De la autonomía privada a la "autonomía administrada"

VII. Del matrimonio como institución al matrimonio como contrato

VIII. Del derecho hereditario familiar a la libertad de testar

IX. De la economía privada de mercado a la "cooperación" de política y economía

X. De la "cogestión" al problema de un "nuevo pacto social"

XI. La relación de trabajo entre creación jurisprudencial y autonomía colectiva

XII. Los conflictos de trabajo de institución del mercado a instrumento de participación política

"Una sociedad económica a la búsqueda de su forma política ", así un extranjero perspicaz ha descrito la situación alemana. Un ordenamiento fundamental liberal-democrático es para nosotros todavía un objetivo, no un resultado. Perderemos muchas batallas, la inquietud es el primer deber de un ciudadano.

Estas lecciones han nacido puntualmente de esa inquietud: una inquietud que tiene sus raíces tanto en el amor por el Derecho como en la esperanza en una sociedad democrática. Los grandes problemas de nuestra época tienen un "nivel" jurídico distinto a aquel de los problemas del pasado. Para una sociedad política moderna, que quiere evitar sea el fascismo, como producto de un sistema social liberal-individualista-capitalista, sea el estatalinismo como producto de un sistema social colectivista-socialista, el Derecho está todo por crear: no existe todavía. En esta situación, difícilmente son superables las contradicciones sólo aparentes entre la fe general en el Derecho y el general sentido de sorpresa ante sus efectos.