ESTUPEFACIENTES Y DERECHO PENAL

Editorial:
AD HOC
Año de edición:
ISBN:
978-987-745-048-4
Páginas:
328
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • ALMACÉN DE FERIAS Y EVENTOS # 1En stock
-20%
$1,672.00 MXN
$1,337.60 MXN
72.77 $ 63,94 €
En stock
Comprar

PARTE INTRODUCTORIA
1. Historia general de la prohibición
2. El rol del derecho penal como parte de la política de reducción de daños

PARTE GENERAL
1. El concepto de «estupefacientes»
2. Bien jurídico
3. El principio de lesividad
4. La posibilidad de lesión al bien jurídico «salud pública»
5. La difusión de la sustancia estupefaciente y el principio de insignificancia
6. Los delitos de peligro para el bien jurídico salud pública

PARTE ESPECIAL
1. Delitos de lesión
2. Delitos preparatorios, de peligro abstracto y de consumación anticipada
3. Figuras que según el caso pueden constituir delitos de lesión o de peligro
4. Tenencia de estupefacientes para consumo personal (art. 14, párr. 2º)
5. Agravantes (arts. 11 y 13)

Desde tiempos inmemoriales la humanidad se sirvió de diferentes plantas en estado puro como remedios para las más variadas enfermedades, pero también para alcanzar estados de embriaguez narcótica. Se ha dicho incluso que las drogas "han sido centrales en la formación de las civilizaciones. la definición de las identidades culturales y el crecimiento de la economía mundial".

Sin embargo, recién en el siglo XIX se lograron aislar los principios activos de diferentes vegetales que habían sido usados en estado natural durante siglos. En 1806 fue la morfina, en 1832 la codeína, en 1833 la atropina, la cafeína en 1841, seguida de la cocaína en 1860 y la heroína en 1883. A partir de ese momento se podría comenzar a transportar grandes cantidades de sustancia activa en pequeños recipientes.

Ahora bien, hubo un conjunto de factores que fueron convergiendo en los Estados Unidos para que se terminara penalizando la venta de estupefacientes, al tiempo que se convocaba a una cruzada internacional para acabar con un "flagelo" por entonces inexistente.

Desde mediados del Siglo XV1I hasta finales del XIX nadie en Occidente atribuye al opio características peligrosas siempre que se emplee adecuadamente dosificado. De hecho, durante el siglo XVIII gran parte del repertorio medicinal está hecho a base de opio. Para principios del siglo XX era usual obtener morfina o preparados a base de cocaína en las farmacias. Los herboristas, por su parte, vendían muy baratas drogas como cáñamo, adormidera, peyote e incluso opio casero.