ERRORES JUDICIALES, LOS

Editorial:
EDICIONES OLEJNIK
Año de edición:
ISBN:
978-956-392-451-0
Páginas:
262
Encuadernación:
Rústica
Colección:
Biblioteca de derecho procesal

Disponible en:

  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
$1,025.00 MXN
55.76 $ 49,00 €
En stock
Comprar

Introducción

Capítulo I. No se había cometido crimen alguno pero es condenado un hombre

Capítulo II. Partiendo de elementos exactos, la justicia hace un falso razonamiento

Capítulo III. La justicia extrae conclusiones lógicas partiendo de bases falsas

Capítulo IV. La justicia engañada por el acusado

Capítulo V. La justicia engañada por los documentos

Capítulo VI. La justicia engañada por los testigos

Capítulo VI I. Los expertos

Capítulo VIII. Las otras causas de error judicial

Conclusión

El hombre más honrado, más respetado, puede ser víctima de la Justicia. Es usted, por ejemplo, buen padre, buen esposo, buen ciudadano y anda con la cabeza bien alta. Cree que no tendrá que rendir cuenta alguna a los magistrados de su país. ¿Qué fatalidad podría hacerle pasar por un malhechor cuando no por un criminal?

Pero esta fatalidad existe y lleva un nombre: error judicial.

No hay que sorprenderse: hacer justicia es una t área difícil. Numerosos elementos exteriores pueden afectar al juez más atento y escrupuloso. Una información inexacta, un documento apócrifo, un testimonio falso, un paritaje de conclusiones erróneas, pueden concurrir en la condenación de un inocente.

Hay que ir más allá y admitir que por haber conocido mal una o varias premisas esenciales de un proceso, el juez que inflige en materia penal una pena desproporcionada con la gravedad de la falta cometida o concede a la víctima daños y perjuicios insuficientes. Tampoco hace una justicia exacta.