BIENES DIGITALES. UNA NECESIDAD EUROPEA

Editorial:
DYKINSON
Año de edición:
ISBN:
978-84-9148-898-9
Páginas:
327
Encuadernación:
Rústica

Disponible en:

  • EXCLUSIVOS EN dijuris.com 12En stock
$885.00 MXN
48.14 $ 42,30 €
En stock
Comprar

Prólogo

1. La Revolución Digital

1.1. La Estrategia de Mercado Único Digital Europeo como último exponente de la recepción jurídica de la Revolución Digital

1.2. Primeros pasos de la informática y de Internet

1.3. Revolución Intelectual, revoluciones tecnológicas y Revoluciones de la Informática

1.4. La Revolución Digital y el Tercer Entorno

2. La recepción jurídica de la Revolución Digital en la Unión Europea

2.1. La Ley modelo de la CNUDMI sobre Comercio Electrónico

2.2. La iniciativa europea en materia de comercio electrónico. El antecedente “1.0” de la EMUDE

2.3. La Directiva 2000/31/CE

2.4. La CESL y la Directiva 2011/83

2.5. Las propuestas de Directiva 634 y 635/2015

3. Del comercio electrónico al mercado digital

3.1. Concepto y clases de comercio electrónico

3.2. Los principios del comercio electrónico

3.3. La evolución del comercio electrónico a través de sus conceptos nucleares: mensajes de datos, servicios de la sociedad de la información y contenidos digitales

3.4. Los principios del comercio electrónico y el concepto de contenidos digitales

4. Las teorías de las cosas y los bienes. Reflexiones desde una óptica italo-española

4.1. Importancia de la categoría jurídica de los bienes y ámbito de la investigación

4.2. Primera descripción de los bienes y su normativa en Europa en el contexto de la Revolución Digital

4.3. Bienes, cosas y objetos

4.4. Cualidades jurídicas de los bienes

4.5. Algunas clasificaciones de los bienes

5. Los bienes digitales como categoría necesaria en el desarrollo del Mercado Único Digital Europeo

5.1. La recepción jurídica de la Revolución Digital. Conceptos y consecuencias esenciales

5.2. Definición funcional de los bienes como paso previo a su adaptación al entorno virtual

5.3. Materialidad, inmaterialidad e informaticidad como cualidades de los bienes en sentido jurídico

5.4. Clasificación de los bienes según la influencia del ciberespacio. La movilidad informática de los bienes

5.5. Bienes digitales. Una propuesta de concepto

6. ¿Es todo una entelequia jurídica? El riesgo de empobrecimiento de los consumidores digitales

7. Fuentes

7.1. Normativa (por orden cronológico)

7.2. Fuentes doctrinales (por orden alfabético)

7.3. Informes y documentos institucionales

7.4. Jurisprudencia

Que nos encontramos inmersos en un proceso de cambio tecnológico de una magnitud y cuyos efectos (presentes y futuros) no terminamos de comprender es innegable. Hasta tal punto es así, que hay quienes afirman que la Revolución Digital es un hecho disruptivo que justifica repensar (y “redenominar”) el Derecho en aras de afrontarlo adecuadamente. Por su parte, la Unión Europea lanzó en 2015 una estrategia política conocida como Estrategia para el Mercado Único Digital de la Unión Europea, con la intención de acometer la necesaria recepción jurídica de la Revolución Digital y aprovechar al máximo el potencial económico que representa. Hasta el momento las iniciativas normativas (entre Propuestas de Directiva, y de Reglamento) superan las cuarenta, y es difícil llevar la cuenta de las otras muchas iniciativas que aún no se han traducido en textos articulados.

Dos de los conceptos jurídicos clave sobre los que pivota la recepción jurídica de la Revolución Digital en lo que al Derecho patrimonial privado se refiere son los de “contenidos digitales”, y “datos”. Los primeros son definidos como “datos producidos y suministrados en formato digital”; los segundos, comienzan a verse ya como una importante mercancía objeto de Intercambi, hasta el punto ser calificados como “la sangre de las venas” de la economía digital. En este trabajo analizamos el tratamiento jurídico que están recibiendo o que probablemente reciban estas nuevas realidades desde una perspectiva y una convicción muy concretas: resulta necesaria una actualización del concepto jurídico-patrimonial de bienes a nivel europeo que sea capaz de acoger estas nuevas realidades, de tal manera que puedan circular del mismo modo que cualquier otro bien, y la nueva riqueza digital no quede estancada en una suerte de resurrección (digital) del paradigma de la “propiedad en manos muertas”.