UN RELATO HISTORICO DE LA ONCOLOGÍA MÉDICA EN MÉXICO

Editorial:
FLORES EDITOR Y DISTRIBUIDOR
Año de edición:
ISBN:
978-607-610-430-9
Páginas:
294
Encuadernación:
Rústica
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
$300.00 MXN
16.32 $ 14,34 €
En stock
Comprar

Un relato histórico de la oncología médica en México combina en forma entrañable e inseparable el desarrollo de nuestra especialidad y la carrera del doctor Jaime de la Garza Salazar, un verdadero pionero de la oncología médica en México y el resto de la América Latina. Es ésta una historia muy personal y apasionada, y el relato es entusiasta para los estudiantes de la historia. Esboza ante nuestros ojos las dificultades y los obstáculos con que se debió enfrentar la especialidad en un principio, en parte por la falta de recursos y en parte por el escepticismo de los colegas y los modestos resultados iniciales de la quimioterapia, combinados con efectos colaterales frecuentes y desagradables.

El paralelo entre los años iniciales del doctor de la Garza y los de la oncología médica demuestra la importancia de la persistencia, la insistencia y la determinación para triunfar. Sin estas cualidades, ni el autor ni la especialidad hubieran llegado al lugar actual, donde ambos están bien establecidos, y aún mas, brillan por sus logros. Las frustraciones y desengaños del joven doctor de la Garza simbolizan los fracasos frecuentes y fallos de la quimioterapia en sus primeras etapas. Los que gozamos hoy de la etapa más madura de la oncología médica, y el lujo de poder hablar de los triunfos de la especialidad, con evidencia actual de que la quimioterapia cura los tumores del testículo, varias neoplasias hematológicas y etapas tempranas de cánceres del colon, la mama y los tumores malignos de la infancia, no recordamos ya cómo los que nos precedieron sufrieron derrota tras derrota, tanto a nivel del paciente individual como a nivel institucional, cuando el fracaso de tratamientos individuales se traducía en el relegamiento de la oncología médica a algún rincón oscuro del hospital, perseguido por la burla y el escepticismo de los colegas.