SILENCIO DE LOS CORDEROS, EL. UNA EXPLORACIÓN DEL MAL

Editorial:
TIRANT LO BLANCH MEXICO
Año de edición:
ISBN:
978-84-9169-584-4
Páginas:
129
Encuadernación:
Rústica
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
$189.00 MXN
10.28 $ 9,03 €
En stock
Comprar

DATOS TÉCNICOS
SINOPSIS
INTRODUCCIÓN

Capítulo 1
Las lecturas del Silencio de los Corderos
1.1 LOS JUEGOS
1.2. RELACIONES E IDENTIDADES
1.3. LA PELÍCULA: ÉTICA Y ESTÉTICA
1.4. LA CHICA DEL SMITH & WESSON
1.5. PRIMEROS PRINCIPIOS, CLARICE:EL PERFIL Y EL FBI

Capítulo 2
NO MATARÁS: LOS PSICÓPATAS ANTE LA LEY
2.1. ¿QUIÉN ES CRIMINALMENTE RESPONSABLE ANTE LA LEY?
2.2. LOS PSICÓPATAS
2.3. ¿MENTES, A PESAR DE TODO, DEFECTUOSAS?
2.4. ¿SON LOS PSICÓPATAS CRIMINALMENTE RESPONSABLES?
2.5. EL TRATAMIENTO LEGAL Y JURISPRUDENCIAL DE LOS PSICÓPATAS EN ESPAÑA
2.6. LECTER COMO PSICÓPATA

Capítulo 3
UNA EXPLORACIÓN DE LA MALDAD Y EL DERECHO
3.1. EL MAL
3.2. EL DERECHO Y EL RELATO DE LA RESPONSABILIDAD FRENTE AL MAL
3.3. ¿QUÉ HACEMOS CON LECTER?: “Encerrarlos y para siempre” (Schröeder)

El Silencio de los Corderos es una excelente película que obtuvo los premios de cinematografía más importantes, y como toda gran obra cinematográfica posee un rico contenido de temas o ?lecturas? para reflexionar sobre la condición humana y como ésta se expresa dentro del tejido social. El subtítulo de este libro, ?Una exploración del Mal?, nos advierte de cuál va a ser el foco principal de nuestro análisis, dado que el protagonista masculino no es sino el célebre psiquiatra caníbal y asesino en serie Hannibal Lecter, quizás la más icónica representación de lo que puede entenderse dentro de un universo realista ?el hombre malvado? contemporáneo, es decir, la personificación del Mal. Para poder llegar a la comprensión cabal de este asunto es necesario detenerse en diversos puntos, tratados en este libro: los fundamentos de la responsabilidad criminal, la psicología de los psicópatas y su peculiar personalidad y el modo en que podemos interpretar los avances de la neurociencia y su pretensión determinista del comportamiento humano desde la perspectiva del concepto de libertad en el que se sustenta todo nuestro sistema jurídico. Así pues, si está dispuesto el lector, le pedimos que nos acompañe junto a Clarice Starling a los sótanos de un hospital para asesinos perturbados. Allí, impoluto de blanco en su celda de plexiglás, nos espera sonriente el Dr. Hannibal Lecter.