MANUAL PRÁCTICO DE LA ETAPA DE JUICIO ORAL DEL DERECHO PENAL ACUSATORIO. CON BASE EN EL CÓDIGO NACIONAL DE PROCEDIMIENTOS PENALES

Editorial:
FLORES EDITOR Y DISTRIBUIDOR
Año de edición:
ISBN:
978-607-610-617-4
Páginas:
117
Encuadernación:
Rústica
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • LIBRERÍA DIJURIS - INACIPEEn stock
-10%
$160.00 MXN
$144.00 MXN
7.83 $ 6,88 €
En stock
Comprar

Al concluir mi libro Manual práctico de la etapa intermedia derecho penal acusatorio (Flores Editor y Distribuidor, 2016), me vi en la necesidad de continuar analizando la siguiente etapa procesal desde la razón misma de mi actuar diario, a saber, Manual práctico de la etapa de juicio oral derecho penal acusatorio, obra que va en la continuidad del libro anteriormente citado y que ha generado un gran impacto en la república mexicana, con la fundamentación de los criterios ulteriores de la razón lógica. Esta obra denominada Manual práctico de la etapa de juicio oral derecho penal acusatorio tiene sustento en la misma práctica procesal, específicamente en la funcionalidad de los presupuestos de la razón, para poder establecer exegéticamente las técnicas de litigación. La facultad de intervenir de las partes lo es en la naturaleza de los argumentos que se busca que sean atendidos por el órgano jurisdiccional, lo cierto es que nada es a priori, por ello, en este manual práctico se pide que los intervinientes estén atentos a la razón de lo que se pretende, pues no podría concederse por el órgano jurisdiccional lo que peticionan las partes, pero no tiene razón de ser, salvo que el juez no conozca el proceso penal acusatorio y la argumentación jurídica. Cada interviniente deberá razonar considerablemente que la actuación es por razón al lugar que ostentemos, juez, Ministerio Público o defensa, para poder hacer viable el desahogo de la audiencia de juicio oral. Así, que, si se reflexiona para intervenir por parte de los operadores, entonces se pueden aterrizar actuaciones con sentido y con suficiencia lógica. Por ello, me di a la tarea de reflexionar estas líneas en las que se ponderan las técnicas de litigación para poder llevar a cabo un buen debate de los órganos de prueba, específicamente con la mecánica de desentrañar el contenido de la teoría del caso a acreditar. En esta unidad se presentan temas relevantes como es el caso de una breve reflexión del auto de apertura y su radicación, con la que da comienzo la etapa de juicio oral o de debate, así como también se abunda sobre la técnica de litigación, haciendo valer un interrogatorio y contrainterrogatorio, apoyo o refresque de memoria, evidencia o superar contradicción y, en sí, trabajar con base en la razón y no con los sentidos únicamente, ya que es la parte final de decisión, lo que surja de cada una de las pruebas sea el contenido más veraz para esclarecer el hecho acreditando la teoría del caso de las partes. Así mismo, se abunda sobre la dinámica de la audiencia, el orden lógico del desahogo probatorio y su funcionalidad de la víctima y del procesado. Es menester también tomar como parámetro el que un buen alegato de apertura siempre tiene como conexión trascendental el excelente funcionamiento de los elementos probatorios. Qué complicado se hace para las partes exponer alegatos de apertura cuando no se hacen con didáctica jurídica, ponderando, precisamente, que la forma y mecánica de exposición no es complicada, sino que es más sencilla por razón a que sólo es versar sobre la teoría del caso a acreditar. Cuando se cuenta con el desahogo probatorio, éste deberá tomarse con seriedad, para que pueda tener sentido trascendental y, desde luego, se busque que la funcionalidad sea conforme a lo que se razona del mismo contenido de la prueba. Al concluir el desahogo probatorio en la dinámica procesal, es importante tener presente la didáctica jurídica para su realización, comprendiendo que en ésta se pondera que la técnica jurídica empleada sea para que se hable de una dialéctica funcional, pues, de entrada, es el resultado inmediato a la luz de la razón del derecho penal acusatorio, con el sentido teleológico que implica su objetivo el esclarecimiento del hecho.

Otros libros del autor