MANUAL DE REDENTORES: LAICIDAD Y DERECHOS ENTRE POPULARISMO Y NEOJACOBINISMO

Editorial:
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES JURIDICAS UNAM
Año de edición:
Materia
Filosofía y teoría del derecho
ISBN:
978-607-02-8298-0
Páginas:
118
Encuadernación:
Rústica
Colección:
CULTURA LAICA

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
$150.00 MXN
8.16 $ 7,17 €
En stock
Comprar

CAPÍTULO PRIMERO
LAICIDAD: MANUALES PARA UNA CIUDADANÍA DE NUESTRO TIEMPO
1. Laicidad en la tensión ideológica
2. Laicidad y la conciliación positiva
3. La laicidad como libertades civiles

CAPÍTULO SEGUNDO
LAICIDAD Y DERECHOS HUMANOS, LAS TENSIONES INQUISITORIALES
1. La gestión de la pluralidad
2. Laicidad y la dimensión individual de sus derechos
3. Las tensiones inquisitoriales de la política

CAPÍTULO TERCERO
POPULISMO Y LAICIDAD: EN EL NOMBRE DEL PUEBLO, EN EL NOMBRE DEL PADRE
1. Populismos, identidad y acción política
2. Populismo y laicidad

CAPÍTULO CUARTO
HACIA LOS NUEVOS TESTAMENTOS JACOBINOS: LOS DECÁLOGOS NORMATIVOS PARA LA LAICIDAD
1. El discurso jacobino dominante en la laicidad contemporánea
2. La agenda de los antiguos jacobinos
3. Los nuevos jacobinos
4. Los maniflestos, las nuevas tablas-mandamientos de la modernidad

CAPÍTULO QUINTO
HOJA DE RUTA: AMÉRICA LATINA, LA NUEVA CRUZADA DE LA LAICIDAD
Laicidad, entre la política del populismo y el derecho del neojacobinismo
Bibliografía

El presente libro analiza el tema de la laicidad a la luz de dos conceptos claves en el escenario político actual: populismo y neojacobinismo. Dos extremos de un movimiento pendular, donde el primero extiende la idea populista de la bondad y la perversión; un discurso que coloca la complejidad social en diferencia entre el blanco y el negro, entre buenos y malos y, por supuesto, el redentor que habrá de resolver el conflicto. En este tenor, la laicidad es vista como una amenaza por el populismo, pues al garantizar la diversidad y los derechos ciudadanos de esa diversidad deja sin sentido su lógica de un "nosotros" y "ellos", entre los valores verdaderos y las ilusiones de los falsos profetas.

En el otro polo se ubica un movimiento interesante que resucita añejos discursos. Los jacobinos históricos buscaron excluir de la política lo clerical y reafirmar el papel del Estado en la vida política. Siglos después, los nuevos jacobinos no sólo pretenden limitar el papel de las iglesias y grupos conservadores, sino también reglamentar los comportamientos y acciones de los ciudadanos y sus organizaciones a través de decálogos para la laicidad que recuerdan los diez mandamientos. Si antes el jacobinismo se centraba en excluir a las instituciones eclesiásticas, ahora el nuevo jacobinismo intenta reglamentar la vida de los ciudadanos en ese mismo espacio público.