LA REGLA MORAL EN LAS OBLIGACIONES CIVILES

Editorial:
GRUPO IBÁÑEZ
Año de edición:
ISBN:
978-958-749-566-9
Páginas:
424
Colección:
IUS IN PERPETUUM
-20%
$689.00 MXN
$551.20 MXN
29.99 $ 26,35 €

I PRESUNTO CARÁCTER ABSTRACTO DE LA TEORÍA DE LAS OBLIGACIONES
II SOLUCIÓN DEL PROBLEMA EN LA DOCTRINA DEL DERECHO NATURAL
III NECESIDAD DE FUNDAR LA AUTORIDAD EN UNA CONCEPCIÓN PURAMEN.TE POSITIVA DEL DERECHO
IV CONCEPCIÓN CIENTíFICA y SOCIOLÓGICA DE LA OBLIGACIÓN

CAPÍTULO I LA MORAL Y EL CONTRATO
I. CONVENCIONES CONTRARIAS A LAS BUENAS COSTUMBRES
1. EXAMEN DE LAS CONVENCIONES INMORALES
2. MEDIOS TÉCNICOS DE ANULACIÓN
3. APRECIACIÓN DE LAS BUENAS COSTUMBRES
II. LA PROTECCIÓN DE LOS CONTRATANTES
1. CARÁCTER MORAL DE LA TEORíA DE LOS VICIOS DEL CONSENTIMIENTO
2. LA EQUIDAD EN EL FUNCIONAMIENTO DE LAS INCAPACIDADES
3. Los CONTRATOS DE ADHESIÓN
III. LA LESIÓN
1. SOLUCIONES LEGALES
2. EL PROBLEMA DE LA LESIÓN

CAPÍTULO II LA JUSTICIA EN EL EJERCICIO DE LOS DERECHOS
I. INTERVENCIÓN DEL JUEZ EN EL CUMPLIMIENTO DEL CONTRATO
1. APLICACIONES LEGALES DE LA RESOLUCIÓN O DE LA REVISIÓN DE LOS CONTRATOS
2. MEDIOS TÉCNICOS DE REVISIÓN
3. EL PROBLEMA DE LA REVISIÓN DEL CONTRATO
II. EL EJERCIO ABUSIVO DE LOS DERECHOS
1. FUNDAMENTO DE LA TEORÍA DEL ABUSO DE LOS DERECHOS
2. APLICACIÓN DE LA TEORÍA
III. RECHAZO DE LA ACCIÓN JUDICIAL

CAPÍTULO IV LA SANCIÓN LEGAL DE LOS DEBERES MORALES
I. EL DEBER NO PERJUDICA A OTRO
1. EVOLUCIÓN DE LAS IDEAS EN MATERIA DE RESPONSABILIDAD
2. ORGANIZACIÓN TÉCNICA DE LA RESPONSABILIDAD CIVIL
II. EL DEBER DE NO ENRIQUECERSE A EXPENSAS DE OTRO Y EL ENRIQUECIMIENTO SIN CAUSA
III. EL DEBER DE ASISTENCIA

CAPÍTULO IV LA PRESIÓN DEL FRAUDE Y LA PENA CIVIL
I. LA CULPABILIDAD CIVIL
1. EFECTOS DEL FRAUDE EN LOS ACTOS JURÍDICOS
2. ENSAYO DE LA DEFINICIÓN DEL FRAUDE
II. LAS PENAS CIVILES

CAPÍTULO V LAS OBLIGACIONES NATURALES Y EL DOMINIO DE LA CONCIENCIA
1. CONCEPCIÓN JURíDICA DE LA OBLIGACIÓN NATURAL
2. LOS DEBERES DE CONCIENCIA ANTE LOS TRIBUNALES

CONCLUSIÓN

La historia de la humanidad nos ha mostrado que al igual que la tierra: gira en círculo. Así, las normas jurídicas creadas en la época romana, por ejemplo, veinte siglos después, las estudiamos con tal interés que parecieran escritas y aprobadas por el legislador en el tiempo presente.

La pretensión del hombre por crear normas jurídicas acordes con la época, no es otra cosa que la adaptación del viejo derecho al lenguaje actual o las nuevas modalidades de conducta, específicamente en lo que se relaciona con los bienes. Sí en la antigüedad el hurto se daba sobre ganado, bovinos o cabalgares, hoy se da sobre vehículos automotores, celulares, dinero electrónico. Lo que cambia entonces es el bien jurídico protegido: como se dice en el lenguaje penal, siendo la conducta la misma. En el homicidio se presenta el mismo fenómeno, otra se llamaba asesinato, parricidio: hoy existe el feminicidio, como si las mujeres fueran una especie distinta del ser humano. Separamos, dividimos, pero el hecho es el mismo.

El derecho como tal, regula conductas humanas, relaciones humanas conductas sociales y el objeto de ese derecho no es otro que los seres humanos: los mismos que han existido desde que se tiene notica histórica y los que nos han heredado lo que hoy somos: seres humanos.