ESTUDIOS SOBRE EL DELITO DE OMISIÓN. (NÚMERO CUARENTA Y UNO)

Editorial:
B DE F / EUROS EDITORES
Año de edición:
ISBN:
978-9974-708-17-4
Páginas:
498
Encuadernación:
Rústica
Colección:
MAESTROS DEL DERECHO PENAL

Disponible en:

  • LIBRERÍA DIJURIS - INACIPEEn stock
-20%
$1,450.00 MXN
$1,160.00 MXN
63.10 $ 55,45 €
En stock
Comprar

Capítulo I
SOBRE LOS CONCEPTOS DE OMISIÓN Y DE COMPORTAMIENTO
1. El concepto de omisión
2. El concepto de comportamiento
3. Conclusiones
4. Posiciones discrepantes
1. La supuesta imposibilidad de construir un supraconcepto común a acción y omisión: Radbruch
2. La supuesta necesidad de que tenga carácter normativo el supraconcepto común a acción y omisión: la teoría social de la acción
5. Consideraciones finales

Capítulo II
CAUSALIDAD, OMISIÓN E IMPRUDENCIA
I. Introducción: delitos de lesión y delitos de peligro
II. La relación de causalidad en el delito de acción
A. La teoría de la condición
B. La fórmula de la conditio sine qua non
C. El significado actual de la causalidad en la teoría del delito
III. La distinción entre el delito de acción y el de omisión
A. El criterio de la apicación de energía
B. Comportamientos estrictamente omisivos
C. Comportamientos con aspectos activos y omisivos
D. Resumen
IV. El delito imprudente de comisión por omisión
A. La "relación de causalidad" en la comisión por omisión en general
B. La causalidad en el delito imprudente de acción
C. Balance provisional
D. Los requisitos de la comisión por omisión imprudente
V. Algunas consideraciones sobre la comisión por omisión en general
A. La reducción de la comisión por omisión a los supuestos de vigilancia de un foco de peligro preexistente
B. La comisión por omisión como constancia de que un foco de peligro desestabilizado ha causado el resultado
C. La sustitución de la fórmula de que la acción omitida hubiera evitado el resultado por la de que hubiera disminuido el riesgo de lesión
D. El delito doloso de comisión por omisión

Capítulo III
LA OMISIÓN IMPROPIA EN LA DOGMÁTICA PENAL ALEMANA. UNA EXPOSICIÓN
I. Introducción
II. La acción y la omisión como formas de delinquir
III. La distinción entre delitos impropios y delitos propios de omisión
IV. La posición de garante como supuesto criterio diferenciador entre la omisión impropia y la propia
V. Las fuentes tradicionales de la posición de garante: la ley, el contrato y el hacer precedente
A. La ley y el contrato como fuentes de la posición de garante
B. La injerencia (= hacer precedente)
IV. La aplicación de las fuentes de la posición de garante
A. Introducción
B. La ampliación de las posiciones de garantía dentro del ámbito familiar
C. La sustitución (expansiva) de la posición de garante derivada de contrato por el criterio
VII. Ulteriores posiciones de garante que se han ido añadiendo a las tradicionales de la ley, el contrato y el hacer precedente
A. La estrecha relación vital
B. La comunidad de vivienda
C. La comunidad de peligro
D. El dominio de la cosa (Sachherrschaft)
E. Los deberes (de aseguramiento) del tráfico (Verkehrssicherungsflichten, Verkehrspflichten)
F. La responsabilidad por el producto: el caso "Lederspray" (espray para el cuerpo)
G. La responsabilidad en comisión por omisión por resultados típicos originados por delitos cometidos por terceras personas o por accidentes
VIII. Epílogo
Bibliografía

Capítulo IV
EL DELITO DE OMISIÓN IMPROPIA

Capítulo V
OMISIÓN IMPROPIA E INCREMENTO DEL RIESGO EN EL DERECHO PENAL DE EMPRESA

Capítulo VI
LA DISTINCIÓN ENTRE DELITOS PROPIOS (PUROS) Y DELITOS IMPROPIOS DE OMISIÓN (O DE COMISIÓN POR OMISIÓN)
A. Introducción
B. La omisión impropia estaría en contradicción con una norma prohibitiva, mientras que la propia infringiría una norma de mandato
1. Exposición de esta doctrina
2. Crítica
C. La omisión impropia se correspondería con el delito comisivo de resultado, mientras que la propia 10 haría con el de actividad
1. Exposición de esta doctrina
2. Crítica
D. Analogías y diferencias entre la omisión impropia y la propia
1. Introducción
2. La disminución de la probabilidad, si se hubiera ejecutado la acción omitida, como sustrato ontológico común a las omisiones propias e impropias
3. Los dos rasgos diferenciadores entre la omisión propia y la omisión impropia
E. Formas de manifestarse las omisiones propias e impropias
1. Una ulterior categoría de omisión impropia: las omisiones impropias de lesión previstas expresamente por la ley
2. Catálogo resumido de las distintas formas de manifestación de los delitos omisivos
F. Criterios de clasificación para distinguir a las omisiones impropias de las propias
1. El criterio de la equiparación no escrita de la omisión con el delito de acción para distinguir a las omisiones impropias de las propias
2. El criterio de la imputación al garante de un resultado, como definitorio de la omisión impropia, independientemente de si dicha imputación ha sido o no prevista expresamente por la ley
3. Toma de posición

Capítulo VII
LA CAUSALIDAD EN LA OMISIÓN IMPROPIA Y LA LLAMADA "OMISIÓN POR COMISIÓN"
I. Introducción
II. La relación de (cuasi)causalidad en el delito de omisión impropia
A. El entendimiento de la causalidad en la omisión como una relación causal mecánica en los autores del siglo XIX
B. El estado actual de la cuestión
III. La llamada omisión por comisión
A. Evitación por el propio sujeto, mediante una conducta activa, del auxilio al que estaba obligado
B. Ruptura de cursos causales salvadores ajenos
C. La "omissio libera in causa"
D. Desconexión de instrumentos médicos que mantienen con vida a un enfermo

Los textos que se publican ahora en la Argentina reafirman la alta calidad y profundidad científica del autor. Giran en torno de las preocupaciones que expresa desde su tesis de doctorado alemana y que fue madurando y perfeccionando a lo largo de los años. No puedo ocuparme aqui de esto en detalle, pero el lector podrá observar el fino bisturí con que Gimbernat explora cuestiones intimamente entrelazadas, como la de la omisión. No sólo se hace cargo críticamente de la superficialidad de las construcciones en torno a la posición de garante, sino que ante todo plantea la dificultad para determinar cuándo una conducta es activa u omisiva, cuestión en que la doctrina no suele reparar con suficiente profundidad.

La crítica a los criterios de cursos causales hipotéticos, por considerar que en la realidad no se han dado, parece ser bastante convincente. La idea de foco de peligro parece llevar a soluciones más seguras que las usualmente manejadas en base a probabilidades hipotéticas.

Otros libros del autor