ESTRATEGIAS DE LITIGACÓN EN EL NUEVO SISTEMA PROCESAL PENAL ACUSATORIO EN MÉXICO. CONFORME AL CÓDIGO NACIONAL DE PROCEDIMIENTOS PENALES

Editorial:
FLORES EDITOR Y DISTRIBUIDOR
Año de edición:
ISBN:
978-607-610-348-7
Páginas:
1308
Encuadernación:
Cartoné
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • LIBRERÍA DIJURIS - INACIPEEn stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
$900.00 MXN
48.96 $ 43,02 €
En stock
Comprar

En los últimos 10 ó 20 años la sociedad ha sido testiga de muchos casos, sobre todo de indígenas —ese fue su delito, ser indígena—, que han sido procesados y sentenciados a largas penas, por delitos que no cometieron, sino que sus procesos han obedecido a coyunturas políticas o intereses de grupos antagónicos, y luego de pasar algunos años en la cárcel, a instancias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se les ha declarado inocentes, ya sea por falta de pruebas, porque las pruebas estaban viciadas o fabricadas, etcétera, y lo único que el afectado obtiene al final, es un “Usted disculpe” y a lo más, la reparación del daño. Frente a esa situación, vale la pena preguntarse: ¿entonces qué hizo el Agente del Ministerio Público?, ¿qué hicieron los jueces que resolvieron el fondo del asunto?, ¿qué hicieron los Magistrados de la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia?, ¿qué hicieron los Magistrados del Tribunal Unitario?; y ¿cuál fue la labor de los Magistrados del Tribunal Colegiado?, ¿para qué sirven las comisiones de Derechos Humanos? Entonces, ¿para qué se invierte tanto dinero en la procuración y aplicación del derecho, si al final observamos toda una cadena de ineptitudes? ¿Acaso, la lógica será siempre la de pasar la responsabilidad a la autoridad de mayor jerarquía? Imagine usted amigo lector, el siguiente drama: a) El Agente del Ministerio Público, dice: yo “hago mi chamba” y no me meto en problemas, formulo imputación, solicito medidas cautelares, pido la vinculación a proceso y acuso, que el Juez de Control resuelva. b) El Juez de Control, dice: yo tampoco me meto en problemas, califico de legal la detención, impongo medidas cautelares y vinculo a proceso, que el Juez o Tribunal de Juicio resuelva. c) El Juez o Tribunal de Juicio dice: yo tampoco me meto en problemas, resuelvo sobre la culpabilidad e impongo la máxima pena, que los Magistrados de la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia resuelvan. d) Los Magistrado de la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia dicen: nosotros tampoco nos vamos a meter en problemas, se ordena al proyectista pida los razonamientos del Juez en formato electrónico, los pegue en un documento y se confirma la sentencia, que el Magistrado del Tribunal Unitario resuelva. e) El Magistrado Unitario dice: yo también confirmo la resolución de los Magistrados de la Sala Penal, que los Magistrados del Tribunal Colegiado resuelvan. f) Los Magistrados del Tribunal Colegiado dicen: nosotros confirmamos, la resolución de la sala del Tribunal Superior de Justicia o del Tribunal Unitario en su caso, que la Suprema Corte de Justicia de la Nación diga la última palabra. g) Finalmente, los Ministros de la Corte dicen: nosotros también confirmamos la sentencia, que Dios resuelva.

Otros libros del autor