DERECHOS HUMANOS Y JUSTICIA ALTERNATIVA

Editorial:
FONTAMARA
Año de edición:
ISBN:
978-607-736-497-9
Páginas:
214
Encuadernación:
Rústica

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
-20%
$250.00 MXN
$200.00 MXN
10.88 $ 9,56 €
En stock
Comprar

La protección de los derechos humanos y fundamentales en la transición constitucional
Julio Cabrera Dircio

Un acercamiento a la transformación de la justicia en México
Christian Benitez Núñez

Los retos de la mediación en el modelo de justicia penal del Estado mexicano a casi una década de su vigencia
Daniel A. Montero Zendejas

La mediación como arreglo amistoso, internacional, en materia de Derechos Humanos
Zenaida Estela Chávez Torres

Importancia de la mediación y de ser mediador en el proceso penal acusatorio
Francisco Xavier García Jiménez

La eficacia de los derechos humanos; su pasado, presente y futuro en México, frente ai contexto internacional
Jorge Arturo Olivarez Brito

Innovación en las pymes, mediación institucional y evaluación para su eficaz gobernanza
Juan Manuel Gómez Rodríguez

La justicia restaurativa: una justicia integral
María del Refugio Macías Sandoval, Gloria Puente Ochoa y Noé López Zúñiga

Reflexiones frente a la mediación en el proceso penal como mecanismo de justicia restaurativa en Colombia
Omar Huertas Díaz y Adriana Patricia Arboleda López

La solución alternativa de conflictos penales en México, como mecanismo de garantía de derechos humanos
Ricardo Tapia Vega

La presente edición tiene como finalidad acercar a los interesados a los avances logrados en materia de derechos humanos y justicia alternativa, partiendo que los únicos procesos donde no se violan los derechos humanos son los de justicia alternativa, ya que un primer elemento, que es de suma importancia, es la voluntariedad, partiendo de la máxima en los contratos, que es el acuerdo de voluntades y donde se ve reflejado que quienes participan lo hacen concientes de la realidad del conflicto y de cómo se tiene que abordar.

No podemos pensar que la justicia alternativa sea la panacea que nos va a ayudar a resolver todos los problemas que en este momento, en materia de seguridad, tenemos; pero tampoco creemos que un nuevo proceso pueda funcionar a su cabalidad en 10 años; esto es parte de un proceso cultural donde todas las universidades del país juegan un factor esencial en este procedimiento. Una de las formas donde la información de este nuevo proceso se puede dar, es mediante la preparación de los nuevos abogados desde las aulas.

Necesitamos abogados que colaboren en la resolución de los conflictos, conscientes de que más vale un mal arreglo que un buen pleito; así veremos cómo la resolución propiciada por las partes es de fondo, porque generan el conflicto y aportan su resolución, siendo el abogado quien colabora para ello y no un tercero, y que en lo más mínimo le interesa el lado emocional de las partes, aunque al final sólo sirva como estadística de resoluciones.

La reforma constitucional en materia de derechos humanos en nuestro país, ha abierto un parteaguas, generado un rompimiento paradigmático del derecho, al establecer en el párrafo segundo del artículo 1o constitucional que «las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia»; de esta manera, los tratados internacionales deben tener una aplicación real en materia de procuración y administración de justicia.