DELITO DE ENRIQUECIMIENTO ASPECTOS SUSTANTIVOS Y PROCESALES

Editorial:
FLORES EDITOR Y DISTRIBUIDOR
Año de edición:
ISBN:
978-607-610-517-7
Páginas:
244
Encuadernación:
Rústica
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • LIBRERÍA DIJURIS - INACIPEEn stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
$260.00 MXN
14.14 $ 12,43 €
En stock
Comprar

Los delitos contra la administración pública cometidos por servidores públicos presentan una importante complejidad. Para empezar, la determinación del o los bienes jurídicos protegidos, exige abandonar toda postura reduccionista, que simplifica la ecuación en el sentido de postular, que lo que se persigue es el adecuado funcionamiento de la administración pública o la vuelta a una ética de la función pública. En ese sentido, el primer argumento no lograría validar delitos como el de cohecho, pero sin que el servidor público haya quebrantado sus deberes (art. 222 bis, fracción I del Código Penal Federal); en cambio, el segundo argumento nos conduciría a una moralización del derecho penal. Tampoco es sencillo el análisis de pragmas típicos, cuando la conducta no está suficientemente descrita. Al respecto, qué es enriquecerse. En ese sentido, debemos de cuestionarnos, si basta el enriquecimiento semántico o tenemos que entender como un incremento patrimonial significativo. Asimismo, también es cargado el concepto de servidor público, dado que, no solamente está regulado, en sus propios términos, en la legislación federal así como en las estatales, sino también en documentos internacionales como la Convención Interamericana Contra la Corrupción. Por si fuera poco, el estudio dogmático de una figura penal exige ingresar al análisis de sus elementos objetivos, subjetivos y normativos, así como, el grado de ejecución y la forma de intervención. Además, cuando la obra pretende no limitarse a cuestiones de derecho penal, sino extenderse a aspectos procesales, entonces, el grado de complejidad del estudio va en aumento. Frente a ello, en el presente trabajo hemos pretendido controlar los escenarios temáticos, abordando concretos puntos. Así, para el bien jurídico protegido en el delito de enriquecimiento ilícito, manejamos el concepto de transparencia en las fuentes de ingreso, concepto que desafiamos su utilidad y legitimación con el concepto anticipado de servidor público que maneja la Convención Interamericana contra la Corrupción. Asimismo, hemos postulado que el “enriquecerse”, no es el resultado sino que es la conducta en sí, y que, para respetar principios como ofensividad y proporcionalidad de la sanción penal, el enriquecimiento tuvo que haberse dado de manera significativa. Además, hemos ingresado al estudio de la autoría y participación en el tipo de enriquecimiento ilícito, auxiliado por la teoría de la infracción de deber; asimismo, y con relación a las cuestiones procesales, hemos manejado la dicotomía: evidencias de alta fiabilidad y evidencias de baja fiabilidad. Para luego, finalmente, abordar tópicos referentes a la extinción del dominio y la reparación del daño, relacionados con la figura del enriquecimiento ilícito. Como siempre, el anhelo es que el ensayo permita contribuir con el debate de los delitos funcionariales.

Otros libros del autor