CONSIDERACIONES SOBRE LA MERCES, IN PECUNIA NUMERATA, EN LA LOCATIO-CONDUCTIO OPERARUM. DEL DERECHO ROMANO AL CONTRATO DE TRABAJO

Editorial:
DYKINSON
Año de edición:
ISBN:
978-84-9148-657-2
Páginas:
195
Encuadernación:
Rústica
$568.00 MXN
30.90 $ 27,15 €
Quedan menos de 3 piezas para esta obra. Consulte disponibilidad

Prólogo de d. Antonio F. De B.

I. Introducción

II. Recedentes históricos anteriores a Roma

III. Derecho romano

1. Estructura del arrendamiento de servicios en derecho romano

2. La merces

IV. Derecho intermedio: glosadores y comentaristas

V. Humanismo jurídico

VI. Doctrina europea, especialmente hispana, durante la edad moderna

VII. Iusnaturalismo racionalista

VIII. La peculiaridad de los gremios en el arrendamiento de servicios

IX. La doctrina española de finales del siglo XVIII y del XIX

X. Los pandectistas

XI. La normativa civil hispana del arrendamiento de servicios en el siglo XIX y la pecunia numerata

XII. La aparición del contrato de trabajo y su peculiaridad en la merces

XIII. Consideraciones finales

Principales fuentes jurídicas del derecho romano

Bibliografía

Esta investigación tiene como objeto el análisis de la Recepción de un instituto jurídico proveniente del Derecho romano, la locatioconductio operarum, plenamente vigente en el Derecho positivo del siglo XXI, aunque asuma algunas características diferentes de las que adquirió en la jurisprudencia romana. La autora no realiza saltos históricos en su monografía, sino que expone sucintamente, ya que no lo permite la obra, los aspectos más relevantes de cada momento histórico, desde la antigüedad mesopotámica hasta el momento actual, pasando por Roma, el Derecho intermedio, los humanistas, la doctrina de la Edad Moderna, los iusnaturalistas, el régimen gremial, los autores hispanos previos a la codificación, así como los pandectistas, antes de llegar a los planteamientos legislativos más relevantes, en España y a nivel internacional.

La locatio-conductio sigue siendo un contrato consensual, frente al intento de algunos laboralistas que pretenden convertirlo en un negocio típico del antiguo contrato innominado romano, bajo una de las dos categorías do ut facias o facio ut des, que sería más próximo, ya que el contrato existe desde el acuerdo de voluntades, haciendo surgir desde su celebración las obligaciones para ambas partes contratantes, ya que es bilateral perfecto.

Una de esas prestaciones, en el arrendamiento de servicios, consiste en pagar la merces, cuyo contenido es el objeto de este estudio.