COMENTARIOS A LA LEY GENERAL DE RESPONSABILIDADES ADMINISTRATIVAS

Editorial:
FLORES EDITOR Y DISTRIBUIDOR
Año de edición:
Materia
Derecho administrativo
ISBN:
978-607-610-574-0
Páginas:
384
Encuadernación:
Rústica
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • LIBRERÍA DIJURIS - INACIPEEn stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
$345.00 MXN
18.77 $ 16,49 €
En stock
Comprar

La Ley General de Responsabilidades Administrativas, que deriva de la reforma constitucional anticorrupción, es un hito en el orden jurídico mexicano en materia del derecho administrativo sancionador, porque establece un nuevo modelo de faltas administrativas y faltas de particulares, así como un procedimiento específico, completo y garantista, para la investigación, sustanciación y resolución, que puede culminar en la imposición de sanciones a servidores públicos e incluso a personas físicas y morales de derecho privado. Desde los inicios del derecho administrativo sancionador, como expresión del ius puniendi del Estado, se aplicaron principios y metodología del derecho penal y del derecho procesal penal, al advertir que las sanciones administrativas guardan semejanza con las penas y medidas de seguridad, al privar al sancionado de algunos de sus derechos humanos fundamentales, de tal manera que se utilizaron herramientas de la teoría del delito que permitieran aplicar las sanciones siempre que no existiera duda razonable sobre los hechos imputados a los servidores públicos. Proemio Jenyffer P. Hernández Pérez La aplicación de una nueva legislación generalmente es confusa e incierta, sobre todo cuando ya se estaba aplicando una ley que tenía por objeto los mismos supuestos, como lo era la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos en el ámbito federal y las correlativas en la Entidades Federativas. Tanto los sujetos obligados, como las autoridades que tienen la atribución de aplicarla, tienen que realizar adecuaciones mentales y gnoseológicas, para el nuevo discurso, los nuevos conceptos, en general, el lenguaje diferente por el que se expresa la norma novedosa, esto es lo que ahora sucede con la Ley General de Responsabilidades Administrativas, legislación que abarca las cuestiones del nuevo modelo que el Constituyente Permanente diseñó en los artículos 109 y 113 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.