ACCIÓN PENAL POR PARTICULAR

Editorial:
FLORES EDITOR Y DISTRIBUIDOR
Año de edición:
ISBN:
978-607-610-688-4
Páginas:
257
Encuadernación:
Rústica
Colección:
AUTORAL

Disponible en:

  • OFICINA Y ALMACÉN CENTRALEn stock
  • LIBRERÍA DIJURIS - INACIPEEn stock
  • La-Lib DIJURIS - UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE TLAXCALAEn stock
$300.00 MXN
16.32 $ 14,34 €
En stock
Comprar

CAPÍTULO I
Legitimación, oportunidad y procedencia para poder ejercer procedimiento especial de acción penal por particular

CAPÍTULO II
Integración de la carpeta de investigación para sustentar en audiencia el ejercicio de la acción penal por particular

CAPÍTULO III
Solicitud de audiencia al juzgado de dcontrol competente para sustentar el ejercicio de la acción penal por partícular

CAPÍTULO IV
Audiencia para sustentar el ejercicio de la acción penal particular

CAPÍTULO V
La formulación de la imputación en el procedimiento especial de acción penal por particular

CAPÍTULO VI
Solicitud de imposición de medida cautelar en procedimiento especial de acción penal por particular

CAPÍTULO VII
Solicitud de vinculación a proceso en procedimiento especial de acción penal por particular

CAPÍTULO VIII
Solictud de plazo para cierre de investigación complementaria en procedimiento especial de acción penal por particular

CAPÍTULO IX
La gestión del caso en el procedimiento especial de acción penal por particular

CAPÍTULO X
Etapa intermedia y juicio oral en el procedimiento especial de acción penal por particular

La Reforma Penal del 2008 trajo, entre otras novedades, la posibilidad de que el ejercicio de la acción penal ya no fuera actividad exclusiva del Ministerio Público, sino que la misma pueda ser ejercitada directamente por los particulares, en ciertos casos y bajo ciertos supuestos. El ejercicio de la acción penal ante los tribunales corresponde al Ministerio Público. La ley determinará los casos en que los particulares podrán ejercer la acción penal ante la autoridad judicial. Lo anterior se estableció en la Constitución Política Federal en su artículo 21 desde junio del 2008. Sin embargo, pese a ello, no se terminan de asimilar dichas palabras, la acción penal por par- ticulares es una carretera desconocida por los abogados, es un horizonte que no se termina por vislumbrar, es una herramienta que no se sabe aprovechar, es un callejón oscuro por el cual no se quiere transitar. Muestra de ello es la microscópica cantidad de causas penales derivadas del ejercicio de la acción penal por particulares, tema que, incluso, para algunos es nuevo al desconocer hasta la presente de su existencia, peor aún, no existen criterios federales al respecto, lo que deja ver su poco entendimiento. Hoy me alejaré de todo vuelo teórico y todo grado doctrinal para aterrizar en lo que en verdad interesa al lector: “materializar el ejercicio de la acción penal por particulares”. Si queremos maximizar el derecho humano a la tutela judicial efectiva de las personas y dentro de él a la justicia pronta y expedita de todos los ciudadanos, debemos empezar a materializar la acción penal por particulares, así, cada día, en cada juzgado, en cada sala, se tiene que estar llevando a cabo. Con la presente obra, se busca que, cada día, sean más los abogados que se animen a ir directo con el juez de control y dejar atrás esa vieja práctica de querellar ante el MP y dejar que sea quien lo haga todo. Delitos que se terminan archivando en la sede ministerial por la excesiva carga de trabajo y dada su poca dañosidad social, pueden encontrar en el ejercicio de la acción penal por particulares la vía de escape para que los mismos sean sancionados. La historia se hizo para escribirse, ¡no nos cansemos de escribir nuevas páginas en este nuevo procedimiento penal especial!

Otros libros del autor